La venganza del termómetro

l Cuando terminó el verano y todos pensaban que el calor daríauna tregua, cuando los municipios de media provincia se han visto inundados por la gota fría, cuando todo apunta al clima otoñal, el termómetro sigue castigando a los almerienses. No hay tarde en la que no se ronden los treinta grados centígrados, un clima impropio para estas fechas, muy contrario al que se está viviendo en cualquier otra provincia del país. Tardes de calor veraniego camino de noviembre.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios