ANV llama a sus simpatizantes a "plantarse" en los plenos

  • La formación 'abertzale' asegura que "bajo el maquillaje ético" de las mociones que hoy arrancan en Mondragón "se esconde una estrategia de represión"

ANV animó ayer a sus simpatizantes a que acudan hoy a los plenos de Mondragón (Guipúzcoa) y Villava (Navarra), donde se debatirá la moción del PNV y el PSOE que pide la dimisión de los cargos de la izquierda abertzale, así como a todos los ayuntamientos en los que se trate, para "plantarse" ante este "ataque".

Frente a las mociones consensuadas por PSE, PNV y PP reclamando la dimisión de los cargos electos de ANV que no condenan la violencia, la formación abertzale presentará sus propias iniciativas. Así lo afirmó la alcaldesa de Hernani, Marian Beitialarrangoitia, que aseguró que "bajo el maquillaje ético" de esas mociones de dimisión "se esconde una estrategia de represión contra la izquierda abertzale". Así, las mociones que presentará la izquierda abertzale "pueblo a pueblo" defenderán que su legitimidad para ocupar los cargos en las instituciones se la "ha dado el pueblo".

En una rueda de prensa en San Sebastián, acompañada por más de una decena de cargos de ANV entre los que se encontraba la primera edil de la Alcaldía en la que podría considerarse que nació la iniciativa para expulsar a la formación abertzale de los ayuntamientos, la alcaldesa de Mondragón, Inocencia Galparsoro, Beitialarrangoitia anunció que ANV "no apoyará mañana en los Plenos de Mondragón y Atarrabia (Villava) la moción presentada por el PSE y el PNV en la que se pide la dimisión" de sus cargos, y que tampoco lo hará "el viernes en Hernani y el lunes en Bergara".

"Bajo el maquillaje ético se pretende esconder la represión contra la izquierda abertzale", proclamó Beitialarrangoitia, que aseguró que ANV presentará sus propias mociones, porque quiere "plantear el debate político necesario por medio de plenos abiertos al pueblo donde cada uno podrá defender su estrategia a seguir". "La legitimidad de ANV para ocupar los cargos en instituciones la ha dado el pueblo", remachó Beitialarrangoitia, que recordó que "a pesar de la represión" este partido que se niega a condenar los atentados de ETA recibió el "apoyo de casi 200.000 vascos y fue la lista más votada en muchos municipios".

A juicio de la alcaldesa de Hernani, las mociones pactadas por PSE, PNV y PP representan una "ley de partidos ad hoc" para "llevar a cabo el apartheid político en los ayuntamientos" y así, mientras "en Madrid se desarrollan los procesos de ilegalización, aquí quieren abrir uno paralelo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios