La AVT insta al juez a citar a los actores de la obra del 'Gora Alka-ETA'

  • Alberto San Juan considera "un deber cívico" interpretar la función por la que fueron a la cárcel dos titiriteros

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha solicitado al juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno que cite a declarar a los actores Alberto San Juan y Gloria Muñoz, que volvieron a representar el jueves en Madrid la obra por la que los titiriteros Alfonso Lázaro y Raúl García fueron enviados a prisión, por si pudieran haber cometido algún delito.

La AVT ha remitido un escrito al magistrado en el que le pone en antecedentes de la escenificación de la función de títeres, celebrada en el Teatro del Barrio y durante la que se volvió a mostrar, como hicieron los artistas investigados, un cartel con la leyenda Gora Alka- ETA, según informaron a Europa Press fuentes de la asociación.

Los dos actores reprodujeron fragmentos del guión de la obra, acompañando a títeres manejados por miembros de las compañías Le Guiñol Orthopedic y Lucas Locus, durante un homenaje a los investigados, en el que participaron, entre otros, los cantantes César Strawberry y Santiago Auserón.

"El juez De la Audiencia Nacional Ismael Moreno está de guardia, o sea que a ver si nos lleva a todos palante o no", indicó el moderador del acto al término de la representación. Los participantes reclamaron el inmediato archivo de las actuaciones abiertas contra los titiriteros.

San Juan y Muñoz recrearon la obra, que fue representada en febrero en el barrio de Tetuán durante los Carnavales ante un público infantil, y tradujeron el guión original, que estaba en esperanto, al castellano. Prefirieron hacerlo en un idioma comprensible para los asistentes "para incidir más en el crimen", aclaró San Juan en clave irónica. En este sentido, puso como ejemplo la llamada vía de Nanclares, "que ha sido tan denostada por la propia organización terrorista ETA" y que "ha dado pie al Gobierno vasco a presentar iniciativas" para que los presos puedan "ser conscientes de que hay una legislación penitenciaria que se cumple individualmente". Además, el actor manifestó que "no caben medidas grupales de gracia y que, desde ese cumplimiento, puede haber también un propósito de resocialización, de reinserción a la sociedad, y también desde lo que puedan ser progresiones de grado y acogimiento a beneficios penitenciarios".

A juicio de San Juan, repetir la obra es "un deber cívico fundamental" y no supone "forma alguna de humillación" a las víctimas del terrorismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios