Aguirre aplaude el pacto PSOE-C's y ve a Felipe González de presidente

  • La política del PP no se muerde la lengua: "No cabe duda de que el partido está en crisis"

Yo no me callo. Ése es el nombre del libro que Esperanza Aguirre presentó ayer ante los medios en el Círculo de Bellas Artes de Madrid y, haciendo gala de su locuacidad, dio múltiples titulares a los periodistas congregados en la cita. "No me parece mal el pacto entre el PSOE y Ciudadanos. Habrá que quitar cosas, porque el PP no puede aceptar que se derogue la reforma laboral, y otras que poner, pero no me parece mal", sostuvo la portavoz del Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de Madrid, que animó a Mariano Rajoy a negociar sobre ese documento.

Aguirre no se muerde la lengua en Yo no me callo, donde afirma que "todos" en el Partido Popular se dedicaron a hacer "la pelota hasta la extenuación" al presidente del partido en el Congreso de Valencia que celebró el PP en 2008, así como que no presentó su candidatura a presidir la formación porque "fundamentalmente no me lo pidió el cuerpo"

No quiso entrar en polémicas, sin embargo, a propósito de si consideraba al líder del PP como el mejor candidato en caso de nuevas elecciones: "He venido a hablar de mi libro", zanjó. En cambio, no dudó a la hora de referirse a las horas bajas que vive su formación. "No cabe duda de que el PP está ahora en crisis, pero las crisis son también oportunidades". La reflexión sobre la pérdida de votos en el PP, a juicio de Aguirre, tiene que buscar también las propuestas para "atraer a todos esos liberales y conservadores", de los que indicó que cree que "son mayoría en España".

La ex presidenta de la Comunidad de Madrid califica en el libro de "lamentable" y "vacilante" la respuesta de la dirección del partido al caso Bárcenas e insiste en que ella fue quien destapó la trama Gürtel.

Defendió, por otro lado, la posibilidad de que Felipe VI encargue en última instancia la formación de Gobierno a una persona de "consenso" que "sea capaz de atraer o concitar el mayor número de apoyos", como el ex presidente socialista Felipe González, y comentó que repetir las elecciones generales sería "una pérdida de tiempo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios