Alberto San Juan y Gloria Muñoz representan la obra de los titiriteros y muestran el cartel 'Gora Alka ETA'

  • "El juez Moreno está de guardia, o sea que a ver si nos lleva a todos para delante o no", ha dicho el moderador durante el homenaje.

Comentarios 9

Los actores Alberto San Juan y Gloria Muñoz han vuelto a representar este jueves en Madrid la obra La Bruja y Don Cristóbal, por la que los titiriteros Alfonso Lázaro y Raúl García fueron enviados a prisión por la comisión de un delito de enaltecimiento del terrorismo. Durante la representación han mostrado, como hicieron los artistas investigados, un cartel con la leyenda "Gora Alka ETA".

Los dos actores han narrado fragmentos del guión de la obra, acompañando a títeres manejados por miembros de las compañías Le Guiñol Orthopedic y Lucas Locus, durante un homenaje a los investigados organizado en el Teatro del Barrio de Madrid, en el que han participado, entre otros, los cantantes Cesar Strawberry y Santiago Auserón. El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno está de guardia, o sea que a ver si nos lleva a todos para delante o no", ha indicado el moderador del acto al término de la representación. Los participantes han reclamado el inmediato archivo de las actuaciones abiertas contra los titiriteros.

Los dos actores han recreado la obra, que fue representada en febrero en el barrio de Tetuán durante los Carnavales ante un público infantil, y traducido el guión original, que estaba en esperanto, al castellano. Han preferido hacerlo en un idioma comprensible para los asistentes, todos ellos invitados al homenaje, "para incidir más en el crimen", ha aclarado San Juan en clave irónica.

También han reproducido la presentación que hicieron hace meses los titiriteros. "Respetable público, con ustedes la última obra de Títeres desde Abajo, una obra no apta para todos los públicos, es más, yo diría que es antipedagógica, donde sus personajes cometen actos atroces y violentos, incluso de mal gusto, dirían algunos, así que quedan ustedes avisados. Sin más, os dejamos con La Bruja y Don Cristóbal", ha dicho ante los invitados al acto, que ha sido difundido a través de la aplicación de video en directo Periscope. El polémico cartel aparece en la obra como un elemento que sirve para incriminar a uno de los personajes, la bruja, después de que esta se enfrentara a su casero y a una monja. Un policía le coloca el letrero para poder acusarla y condenarla.

El homenaje, en el que han participado otras personas que han sido investigadas por la Audiencia Nacional como el humorista de La Tuerka, Facu Díaz, y el cantante de Def Con Dos, estaba destinado a criticar "los preocupantes y dramáticos" recortes a la libertad de expresión. También estaba presente la directora en Madrid de Amnistía Internacional, que ha calificado el caso de los titiriteros como una detención arbitraria. "El caso de represión más escandaloso ocurrido en Europa en mucho tiempo", ha agregado otro de los presentes. Esta iniciativa privada parte de "un grupo de ciudadanos" de distintos ámbitos, entre ellos artistas, tuiteros y abogados, que han querido advertir de este modo sobre la "caza de brujas" y los continuos ataques a la libertad de prensa y huelga que se suceden en los últimos años.

Los miembros de la compañía Títeres desde abajo ingresaron en prisión provisional el pasado 6 de febrero acusados de un delito de enaltecimiento del terrorismo y otro contra los derechos fundamentales y las libertades públicas, tras representar ante un público infantil la obra La Bruja y Don Cristóbal, que incluye escenas violentas y la exhibición de un catel con la leyenda 'Viva Alka-ETA'. Tras permanecer cinco días en la cárcel fueron puestos en libertad y el juez encargado de instruir la causa, Ismael Moreno, ordenó la retirada de sus pasaportes y les impuso la obligación de comparecer diariamente en los Juzgados más cercanos a su domicilio. Esta medida cautelar fue rebajada después a comparecencias quincenales y mensuales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios