Álvarez advierte a la oposición que "tendrá que aguantar" su gestión

Comentarios 0

Los tres votos de margen con los que la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, logró evitar la reprobación del Congreso no cambiaron ayer su actitud y su discurso durante la sesión de control al Gobierno, en la que afrontó reproches sobre su "incapacidad" y "chulería". Álvarez confirmó que las críticas no la van a arredrar. "Llevan intentando echarme de la política muchos años. Lo siento por ustedes pero voy a seguir haciendo cosas y ustedes aguantando lo que hago", afirmó durante una tensa sesión en la que los diputados de ERC aprovecharon para llamar a los catalanes a la manifestación convocada el sábado contra el caos de Cercanías. Álvarez agradeció "el apoyo" recibido el martes en el pleno, que definió como "un estímulo" para continuar con su labor y afirmó que en Alta Velocidad España es "la envidia del mundo".

Después, un alud de críticas. El diputado popular Jorge Fernández recordó que el apoyo de dos tránsfugas y algunas ausencias, como la de la representante de EA, Begoña Lasagabaster, impidieron que fuera reprobada y recordó que su formación no ha pedido su cese "ni por ser mujer ni por andaluza", ni tampoco "por haber nacido, sino por su prepotencia y por su ineficacia" y porque "no ha sido capaz de dimitir para asumir su responsabilidad política". Su compañero de partido, Andrés José Ayala acusó a la ministra de seguir adelante con las inauguraciones del AVE a pesar de que se "incumplen las condiciones de seguridad", especialmente en tramo a Valladolid. Su compañera de filas, María Dolors Nadal, aseguró que la escena universal ha perdido "una gran pareja cómica", la formada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y por la propia Álvarez, el primero por su "grosería política" al haberse "burlado" de los ciudadanos afectados por el caos ferroviario en su intervención en un programa televisivo y la segunda por su "chulería".

El diputado de ERC Joan Tardà, quien se congratuló porque todos los andaluces "no sean como usted", aseguró que, desde que llegó al Ministerio, el "caos" se ha adueñado de las infraestructuras en Cataluña. En su turno de respuesta, la ministra lamentó que el PP esté "obsesionado" con ella y recomendó "un poquito de serenidad". La ministra ironizó con la falta de originalidad del PP al pedirle que se vaya y señaló que hay "gente normal" que no se deja manipular por "estrategias partidarias ni por el vocabulario "incendiario" y que no demuestran la indignación del PP porque "un andaluz comprende como un catalán que cuando se hace una obra de este calado se tienen que sufrir inconvenientes".

La responsable de Fomento, quien acusó a los populares de haber paralizado el AVE, afirmó que sus líderes "mienten" y son unos "agoreros" que quieren asustar a la gente "inventándose maldades" sobre la seguridad de las obras del AVE a Valladolid. "Vamos a ponerlo en servicio con todas condiciones de seguridad", proclamó, al contrario que en la época del PP, cuando dieron vueltas "llevando a la gente" en el tramo Madrid-Lleida cuando "no funcionaba ni la telefonía móvil".

Tras la intervención de la ministra, el portavoz del PP, Eduardo Zaplana, afirmó que Álvarez debería abandonar el puesto "por su propio bien, pensando humanamente" y calificó su conducta ante la Cámara Baja como "intolerable". "Su actitud nos demuestra que no está capacitada en este momento para esta responsabilidad política", afirmó.

más noticias de ESPAÑA Ir a la sección España »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios