La Audiencia Nacional rechaza la extradición de Isabel Perón

  • El tribunal alega que los delitos que se le imputan no son de lesa humanidad y que han prescrito

La Audiencia Nacional ha decidido no extraditar a la expresidenta de Argentina María Estela Martínez, más conocida como Isabelita Perón, viuda del también presidente argentino Juan Domingo Perón. El tribunal considera, estimando la petición de la imputada, que los delitos que se le imputan en su país no entran en la categoría de lesa humanidad y que ya han prescrito.

La Sección Segunda de lo Penal, que preside Fernando García Nicolás, estima que los delitos que se le imputan en el primer caso son "delitos comunes, aislados, según la tipificación del Código Penal argentino ya prescritos", según el auto conocido ayer.

Isabelita Perón está siendo perseguida por la Justicia de su país por su presunta implicación en los crímenes de la Triple A-el grupo paramilitar de ultraderecha Alianza Anticomunista Argentina (AAA), en la década de los años 70-, y en la desaparición de dos ciudadanos argentinos. La expresidenta argentina compareció el pasado día 14 ante la SecciónSegunda para solicitar que no se la extradite alegando, entre otras cosas, su avanzada edad, 77 años, y que cuenta con la nacionalidad española.

La Sala considera que Isabelita, a pesar de haber sido presidenta, no tenía de hecho el control sobre los hechos por los que se la reclama. Además, entiende que no se le puede responsabilizar de la actuación de su cúpula militar, ya que "los hechos imputados acaecieron justo un mes antes del golpe de Estado que la derrocó y sometió a prisión". La asonada se produjo el 24 de marzo de 1976 dando paso a un régimen militar hasta 1983, en el que desaparecieron unas 30.000 personas.

La viuda de Juan Domingo Perón fue detenida en su domicilio de Madrid en enero de 2007 por la Policía, después de recibir la orden de detención por la Interpol con relación a la desaparición de un joven durante su mandato.

Isabel Perón gobernó desde 1974, cuando asumió la presidencia tras la muerte de su esposo hasta que fue derrocada por los militares en marzo de 1976. Afinales de 2006, el juez Acosta había ordenado la detención "sinfecha" de la ex mandataria.

La investigación judicial se basa en el hecho de que la viuda de Perón firmó tres decretos en 1975, cuyo objetivo era"aniquilar a la subversión", que fueron declarados delitos de lesa humanidad por el magistrado. De hecho, Isabelita también está en la mira de otro juez argentino, Norberto Oyarbide, que investiga la actuación de la Triple A.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios