Balza alerta de nuevos ataques de "células activas" de ETA

  • El consejero vasco de Interior subraya que la banda "sabe que si coloca 80 kilos de explosivos en horario de máxima afluencia genera una situación próxima al abismo"

Cientos de estudiantes y de ciudadanos de Pamplona, encabezados por las principales autoridades académicas y de la Comunidad Foral, se concentraron ayer en el campus de la Universidad de Navarra en repulsa por el atentado que el jueves causó cuantiosos daños materiales y decenas de heridos leves. Un ataque ante el que el consejero de Interior del Gobierno vasco, Javier Balza, dio la voz de alarma al advertir que ETA dispone de "una serie de células en activo" que, "mientras no sean "puestas a disposición judicial", provocarán nuevos atentados de este tipo".

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, el consejero vasco confirmó que el vehículo utilizado en el atentado fue robado en la localidad guipuzcoana de Zumaia y añadió que "hay que dejar que la investigación avance a ver si el montaje de la bomba en el coche se realizó en la zona de Guipúzcoa o en Navarra".

En cuanto a la celeridad con la que se efectuó, indicó que "no cabe duda de que tenemos una serie de células de ETA en activo y que mientras no consigamos ponerlas a disposición judicial, vamos a tener este tipo de atentados".

Balza subrayó que la organización terrorista "sabe perfectamente que, si coloca 80 kilos de explosivos en un sitio y en un horario de máxima afluencia, está generando una situación de proximidad al abismo". El consejero vasco explicó que el servicio del 112 "recibió un aviso de la DYA en el que se comunicaba un coche- bomba en el campus universitario, y esto lo decía la DYA de Vitoria, con lo cual se hizo un acordonamiento y un dispositivo de localización del vehículo anunciado en el campus de Vitoria y, al no encontrar nada sospechoso, se desmontó ese dispositivo". "No había nada que hiciera pensar en que iba a ser fuera del campus de Vitoria la explosión", indicó.

Al término de la concentración silenciosa de ayer en el campus, el rector de la Universidad de Navarra, Ángel Gómez-Montoro, reiteró a los periodistas su "total repulsa a este acto de vileza" y se reafirmó en su propósito de seguir adelante con las actividades ordinarias del centro "sin temor y sin rencor".

El presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, agradeció por su parte la asistencia a quienes se sumaron ayer al acto de repulsa a ETA y advirtió que "no ha sido un atentado contra la Universidad, ha sido un atentado contra Navarra". Sanz afirmó que ETA ha buscado un "objetivo fácil" y "el que más eco mediático tiene", por ser este centro "una Universidad prestigiada en el conjunto de la sociedad española y del mundo entero".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios