Barcelona será sede de la Secretaría de la Unión por el Mediterráneo

  • La iniciativa francesa estará copresidida por Sarkozy y el presidente egipcio Mubarak

La ciudad de Barcelona fue elegida ayer sede de la Secretaría de la Unión por el Mediterráneo (UPM), proceso que se ha dotado de una estructura institucional y de un programa de trabajo para 2009.

Los ministros de Asuntos Exteriores de la UPM acordaron en Marsella varios aspectos de carácter institucional imprescindibles para que eche a andar el proceso impulsado el pasado mes de julio en París.

Según la declaración final, la sede del secretariado estará en Barcelona, tendrá un estatuto autónomo, personalidad jurídica e inmunidad, aspectos todos estos que tendrán que estar definidos antes de mayo de 2009.

Además de la sede, los ministros acordaron que la figura del secretario general recaiga en un país del sur, la distribución por países de las cinco subsecretarías generales, qué país o países deben copresidir la UPM y cuál debe ser la participación de la Liga Árabe en la toma de decisiones.

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, mostró su satisfacción por la designación de Barcelona y afirmó que "España tiene peso e influencia en el espacio euromediterráneo, ya que si no lo tuviera, Barcelona no sería la sede".

"Para España hoy es un día muy importante", destacó Moratinos, para quien las negociaciones "no han sido fáciles", ya que la candidatura de Malta sólo fue retirada en el último momento.

El secretariado permanente de la Unión por el Mediterráneo, que se instalará físicamente en el Palacio de Pedralbes, tendrá esencialmente unas funciones de carácter técnico, para el impulso de los proyectos mediterráneos.

Por otra parte, las cinco subsecretarías generales corresponderán a Israel, Palestina y tres países de la Unión Europea (Malta, Italia y Grecia).

Según el ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, que junto a su colega egipcio, Ahmed Abul Gheit, copresidió la reunión de Marsella, la delegación turca ha pedido para sí una sexta subsecretaría, algo que deben decidir en el futuro los dos presidentes de la UPM: Sarkozy y Mubarak.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios