Bermejo dice que el referéndum por la huelga de Justicia fue un "fraude"

  • El ministro en funciones afirma que "sólo pudieron votar los huelguistas" y acusa a los sindicatos de "torpedear" el principio de acuerdo con los funcionarios · Hoy se abre una nueva mesa de negociación

Comentarios 1

A pesar de que el fin de la huelga de los funcionarios de Justicia parecía próximo, una amplia mayoría de trabajadores votó el miércoles en contra del principio de acuerdo. Pero este proceso ha recibido fuertes críticas. El ministro de Justicia en funciones, Mariano Fernández Bermejo, calificó de "fraude no digno de un sistema democrático" el referéndum celebrado entre los funcionarios puesto que "sólo pudieron votar los huelguistas".

Tras dos meses en huelga, el único acuerdo que parecía vislumbrarse en medio del conflicto entre los funcionarios de Justicia y el Ministerio se hizo añicos después de que en una votación de los funcionarios un 88% se negara en rotundo a aceptar la oferta lanzada desde el Ministerio. Por ello, Bermejo expresó ayer su malestar al respecto, no sólo por el hecho de que la huelga siga en pie, sino por una votación que tachó de fraudulenta.

Durante una rueda de prensa en su departamento, afirmó que dicho "simulacro de referéndum" se realizó en "la opacidad más absoluta", y "sólo se permitió votar a los huelguistas". Por ello, apuntó que se produjeron una serie de irregularidades sobre la votación, pasando por que se llegaron a contabilizar "votos por fax", o el caso de Baleares, donde la votación fue anulada porque, según el ministro, "votaban funcionarios que no eran huelguistas".

Por todo ello, calificó lo sucedido de "fraude no digno de un sistema democrático", aunque se mostró esperanzado en poder poner un punto y final a los conflictos en breve. Para ello, prometió ser "comprensivo" con los huelguistas e iniciar hoy las reuniones de la mesa de negociación.

Además, se reforzarán los servicios mínimos mientras los funcionarios continúen reivindicando la homologación de sus sueldos con los de sus compañeros de las comunidades en las que las competencias de Justicia sí están transferidas.

Bermejo acusó a los sindicatos de "torpedear" el principio de acuerdo y por tanto de "incumplir" los compromisos adquiridos cuando firmaron el preacuerdo, consistente en el aumento de 140 euros mensuales y 40 euros más a partir de 2009. A su juicio, los sindicatos convocantes (CC.OO, UGT, CSI-CSIF y STAJ) han levantado un "muro de intransigencia" hacia el Ministerio, puesto que no ofrecen contrapartidas pero continúan con las protestas "inviables, no decentes y fuera de todo sentido".

Mientras tanto, el presidente del Gobierno en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, expresó su voluntad de que finalmente el conflicto se resuelva "por la vía del diálogo", durante una rueda de prensa en Bucarest, donde se encuentra con motivo de la cumbre de la OTAN.

Los dos meses de huelga y las doce mesas de negociación realizadas no han sido suficientes para poner fin a una huelga que han secundado más de 9.500 trabajadores de Justicia de siete comunidades (Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia, La Rioja, Baleares y Asturias, en las que la competencia de Justicia no está transferida), de Ceuta y Melilla y de los órganos centrales con sede en Madrid , entre los que se encuentran la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo.

Así, han sido numerosos los procesos paralizados, entre los que se encuentran registros de nacimiento, defunción, bodas y numerosos procedimientos como la tramitación de ayudas a la maternidad o paternidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios