Bruselas confirma que si Cataluña se independiza quedará fuera de la UE

  • "Una región independizada se convertiría en un país tercero respecto a la Unión y los Tratados", explica la vicepresidenta de la CE en una carta al Gobierno. La Generalitat cree que no hay "ninguna posición fijada".

Comentarios 52

La vicepresidenta de la Comisión y responsable de Justicia, Viviane Reding, ha confirmado en respuesta a una carta del secretario de Estado de Asuntos Europeos, Íñigo Méndez de Vigo, que la "posición oficial" del Ejecutivo comunitario es que si Cataluña se independiza quedará fuera de la UE. En su misiva, Méndez de Vigo pedía a la Comisión que se manifestara con una única voz sobre la posible independencia de Cataluña y su impacto en la UE. "La vicepresidenta Reding, en su respuesta a una carta del ministro De Vigo, reafirmó la posición oficial de la Comisión sobre la cuestión de la independencia de Cataluña, tal y como ha sido expresada en varias ocasiones", ha explicado la portavoz de la responsable de Justicia.

Esta "posición oficial", expresada en una respuesta parlamentaria de 2004 por el anterior presidente de la Comisión, Romano Prodi, sostiene que "cuando una parte del territorio de un Estado miembro deja de ser parte de ese Estado, por ejemplo porque el territorio se convierte en un Estado independiente, los Tratados ya no se le aplican". "Una región independizada se convertiría, por el hecho de su independencia, en un país tercero respecto a la Unión y los Tratados, desde el día de su independencia, ya no se aplicarían a su territorio", según el análisis del Ejecutivo comunitario. El nuevo país podría pedir la adhesión pero para ello necesita el acuerdo unánime de todos los Estados miembros.

La Generalitat resta importancia a la carta

El portavoz del Govern, Francesc Homs, ha hecho este martes hincapié en que la UE sigue sin tener una "posición definitiva" sobre las consecuencias de una hipotética independencia de Cataluña, a pesar de la carta de Reding. Tras la reunión del Gobierno catalán, Homs ha destacado que hace escasas fechas el vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Competencia, Joaquín Almunia, dijo que no es honesto afirmar de manera tajante que Cataluña quedaría fuera de la UE si tuviese un Estado propio. Por ello, el Gobierno catalán considera que en el seno de las instituciones comunitarias "hay diversas opiniones" al respecto y no hay ninguna posición "claramente fijada".

De hecho, Homs lo ha considerado hasta cierto punto lógico, ya que Cataluña no ha formalizado de momento ningún proceso de secesión, sino que antes debe afrontar unas elecciones el 25 de noviembre. En cualquier caso, se ha mostrado convencido de que "una cosa planteada en términos democráticos en el marco de Europa debería tener un recorrido", ya que "el amparo del ejercicio democrático es total". EFE

En una respuesta más reciente de agosto de este año, el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, aseguraba que si Cataluña se declara independiente, la ciudadanía de la UE ya no se aplicaría a sus habitantes. "La ciudadanía de la UE se suma y no sustituye a la ciudadanía nacional (esto es, la ciudadanía de un Estado miembro de la UE", explica Barroso. "En el caso hipotético de una secesión de parte de un Estado miembro, la solución deberá encontrarse y negociarse en el marco del derecho internacional", añadía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios