El CGPJ descarta que Bermúdez revelara a su mujer secretos del 11-M

  • La comisión disciplinaria del Poder Judicial tiene la última palabra, pero la Inspección apuesta por archivar la causa a propósito del libro de Elisa Beni

El Servicio de Inspección del Consejo General del Poder Judicial ha propuesto archivar la información previa abierta al presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez, por revelación de secretos en el libro que publicó su mujer, la periodista Elisa Beni, sobre su papel en la presidencia del juicio por los atentados del 11-M.

El informe de Inspección, que lo estudiará la próxima semana la comisión disciplinaria del CGPJ, entiende que "no se ha podido detectar en el texto analizado ninguna revelación de hechos o datos que no figurasen ya en las actuaciones judiciales ni tampoco que afectasen al secreto de las deliberaciones".

El Servicio de Inspección considera que no existe hecho alguno que pueda considerarse incluido en los presupuestos objetivos determinantes de ninguno de los ilícitos disciplinarios recogidos en los artículos 417 a 419 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ).

"Y ello seguiría siendo así aunque el magistrado Gómez Bermúdez asumiera como propias todas las manifestaciones contenidas en los diversos relatos que conforman el texto del mencionado libro que, no podemos olvidar, ha sido escrito por su esposa, Elisa Beni".

Según la Inspección, "corresponde a los jueces y magistrados un especial deber de sigilo" que se desprende de la LOPJ, que declara tajantemente que éstos "no podrán revelar hechos o noticias referentes a personas físicas o jurídicas de los que hayan tenido conocimiento en el ejercicio de sus funciones".

Sin embargo, el inspector reconoce que las manifestaciones de Gómez Bermúdez contenidas en el libro de Beni "resultan amparadas por la publicidad de las actuaciones judiciales" que reconoce la Constitución Española.

Por todo ello, "y al no constituir infracción disciplinaria de ninguna clase los hechos que motivaron la incoación de estas actuaciones", el inspector entiende que, "salvo superior criterio", debería acordarse el archivo de esta investigación.

El presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo, Francisco José Hernando, fue el encargado de solicitar el 27 de noviembre al Servicio de Inspección la apertura de una investigación, aunque el propio Gómez Bermúdez pidió al día siguiente, de manera voluntaria, que se estudie el libro La soledad del juzgador para afrontar, si es el caso, un posible expediente por, entre otras cosas, revelación de secretos.

Todavía queda por resolver la situación de su esposa, que actualmente ostenta el cargo de directora de comunicación del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) y, por lo tanto, también depende del CGPJ. Es por ello, que la Comisión de Comunicación del órgano de los jueces, que preside el vocal Enrique López, va a valorar la publicación y los hechos acontecidos en lo que hace referencia a la autora.

Algunos miembros del Poder Judicial han visto en el libro un "ataque" a la imagen de esta institución y a la de la Judicatura en general.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios