Camps niega que el PP valenciano se financiara de forma ilegal

  • El ex presidente de la Generalitat Valenciana niega que él diera órdenes para captar dinero negro.

Comentarios 1

El ex president de la Generalitat Valenciana Francisco Camps ha negado hoy "rotundamente" que haya habido financiación ilegal en el PP valenciano que él presidió, así como haber dado órdenes en ese sentido.

El expresidente del PP valenciano ha reconocido que es "dolorosísimo" ver a quienes fueron sus colaboradores en el banquillo de los acusados, como su "número dos" en el partido Ricardo Costa, que hoy ha confesado que Camps y Juan Cotino encargaron financiar con dinero negro procedente de empresarios las campañas electorales de 2007 y 2008.

En declaraciones a los medios a las puertas del Consejo Jurídico Consultivo, del que es miembro como expresident, Camps ha insistido en varias ocasiones en que "el derecho a la defensa no da derecho a la ofensa", en alusión a la declaración de hoy de Costa, y ha dicho que le parece "inexplicable" que ahora se le mencione durante el juicio.

"Sin hechos concretos, porque no los hay, porque jamás he dado ninguna orden para que se cometiera ninguna ilegalidad", ha señalado para reconocer a continuación estar "sereno, pero enfadado", y negar "absolutamente" los hechos que se le atribuyen desde el pasado viernes, primero por los líderes de la trama Francisco Correa y Álvaro Pérez el Bigotes y hoy por Ricardo Costa.

También ha dicho que cuando se publicaron las primeras informaciones sobre la rama valenciana del caso Gürtel, en 2009, sus colaboradores se lo negaron todo "documentalmente", y ha anunciado que seguirá como miembro del Consejo Jurídico Consultivo y como militante del PP, aunque sea si carné.

"A lo largo de una larga instrucción -la del caso Gürtel en todas sus piezas- nadie ha dicho nunca jamás nada de mí, ni se me ha citado siquiera como testigo, me parece inexplicable que ahora se me mencione. No sé si obedece a un pacto con la fiscalía o entre los procesados", ha reiterado Camps.

A su juicio, si una persona recibe instrucciones para hacer algo ilegal "tiene varias opciones: no hacerlo, dimitir y ponerlo en conocimiento del fiscal o del juez", y ha cuestionado la supuesta "obediencia debida" porque, ha recordado, durante parte de la instrucción de Gürtel él era ya "un diputado de a pie".

"No conozco a muchos de los empresarios -que han confesado haber financiado ilegalmente al PP- y ninguno de ellos podrá decir que ha recibido ninguna indicación por mi parte", ha afirmado Camps, que ha usado idéntico argumento al referirse a Pablo Crespo o Francisco Correa, considerados los cabecillas de la trama Gürtel.

A preguntas de los periodistas, Camps ha afirmado que comió con Costa y otros antiguos cargos del PP valenciano hace aproximadamente un mes y que "en ningún momento contó nada de lo que ha contado hoy".

"Había unos diez testigos, estuvimos tres o cuatro horas hablando del partido y de la Comunitat. Le dimos apoyo. Ninguno de los comensales podía imaginar las declaraciones de hoy", ha agregado Camps, quien no ha vuelto a hablar con Costa desde entonces, según ha asegurado.

El expresident ha recordado que el próximo 7 marzo debe comparecer como testigo en el juicio del caso Gürtel que se celebra en Madrid y ha informado de que se reserva para esa ocasión el poder destacar "cuestiones que no encajan" en los testimonios de los procesados que le señalan.

Tras negar que haya existido financiación ilegal en el PP valenciano, Camps ha explicado que en 2009, cuando se empezó a conocer el caso Gürtel, él "empezó a preguntar" a sus colaboradores, que se lo negaron todo de forma "documentalmente bien armada".

Sobre la acusación formulada hoy por Costa de que Orange Market pagó prendas de vestir suyas, Camps ha recordado que fue exculpado por un tribunal popular al respecto, y que aquella sentencia fue ratificada por el Supremo.

Preguntado por si piensa dimitir como consejero del Consejo Jurídico Consultivo ha dicho que no tiene por qué hacerlo, porque se siente muy a gusto, y ha insistido en que ya se sentó en un banquillo como imputado por cohecho siendo miembro de este órgano.

Sobre su relación con el PP, Camps ha recordado que se afilió a AP "con 20 años", que empezó "poniendo sillas y pegando carteles", que para él "el carné es un símbolo" y, aunque se lo "quiten", su corazón "siempre será del PP", partido al que seguirá votando y por el que hará campaña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios