Camps contrató con Púnica un torneo de golf por diez millones

  • Compromís acusa al ex presidente valenciano de eludir los concursos públicos en beneficio de sus "amiguitos en plena crisis"

Comentarios 1

La Generalitat Valenciana presidida por Francisco Camps y la Diputación de Castellón dirigida por Carlos Fabra pagaron 10 millones "de forma irregular" a una empresa que supuestamente forma parte de la trama Púnica para la organización de un torneo de golf en Castellón, según ha denunciado Compromís.

En un comunicado, el cabeza de lista de la coalición Compromís-Podemos-Esquerra Unida-A la valenciana, Joan Baldoví, acusa a estos dos ex dirigentes del PP de "utilizar supuestamente la misma fórmula empleada en otros casos de corrupción, como en Nóos, para eludir los concursos públicos: el convenio en lugar del contrato público".

De esta manera contrataron a Match Golf Consulting, una firma dirigida por María José Marijuán, una supuesta testaferro del ex consejero madrileño Francisco Granados, siempre según Compromís.

Esta formación, que ha recabado documentación al respecto de la Consellería de Educación, Cultura y Deporte, el Gobierno de Camps y el de Carlos Fabra abonaron 10 millones de euros a Match Golf Consulting entre 2008 y 2010 para la organización del torneo de golf Castelló Masters Costa Azahar.

Esta prueba se disputó entre 2008 y 2011 en el campo de golf que precisamente gestionaba y dirigía el propio Carlos Fabra, en la localidad de Borriol, asegura Compromís.

Según las mismas fuentes, el contrato se produjo por la fórmula del convenio, en lugar del concurso público, "pese a todos los reparos manifestados tanto desde la Abogacía de la Generalitat como desde la Intervención".

En estos momentos se estudia si trasladar esta documentación a la Fiscalía Anticorrupción o facilitarla directamente al juez que instruye el caso Púnica en la Audiencia Nacional, explicaron a Efe fuentes de Compromís.

A juicio de Joan Baldoví, "la credibilidad de Mariano Rajoy sigue cayendo en picado y, a sujuicio, "esta nueva revelación evidencia que la corrupción en el PP no son casos aislados, sino sistémicos".

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, afirmó por su parte que siente "asco y vergüenza" porque "durante muchos años" dirigentes del PP han gobernado "más interesados en sus propios negocios que en el interés general".

El senador de Compromís, Carles Mulet, considera "indecente" que el PP gastara 10 millones de euros en un torneo de golf "para sus amiguitos" y "en plena crisis" mientras convertía a la Comunitat "en una de las regiones de Europa más endeudadas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios