Carga policial por protestar contra un acto de Democracia Nacional

  • Agentes dispersan a grupos antifascistas en Madrid tras diversos disturbios menores

La Policía Nacional intervino ayer para dispersar a algunos jóvenes ultras de izquierda que pretendían protestar contra la manifestación convocada en Madrid por el partido Democracia Nacional desde Cibeles hasta la Puerta del Sol.

Según algunos testigos, los numerosos antidisturbios desplegados en la zona cargaron contra un grupo reducido de radicales antifascistas que se aproximaba a la Puerta del Sol, donde finalizaba la marcha, cuando éstos comenzaron a lanzar botellas y a derribar contenedores. Un cámara de una televisión privada que se encontraba trabajando casualmente en las inmediaciones de la plaza de Callao fue agredido.

Antes de la llegada de los manifestantes a la Puerta del Sol se vivieron momentos de tensión cuando la Policía ordenó a los viandantes alejarse de la desembocadura de la calle Preciados, donde existía riesgo de que aparecieran los radicales de izquierda, que en días pasados habían pedido autorización, sin éxito, para protestar allí contra la marcha.

Minutos después, los aproximadamente 60 componentes del partido de ultraderecha leyeron un comunicado para pedir "viviendas sociales para los nacionales". Mientras los manifestantes se dispersaban en grupo y acompañados por furgones policiales, el presidente de Democracia Nacional, Manuel Canduela, ha asegurado que ya preveían la presencia de "esta gentuza que trabaja para el Gobierno", en alusión a los radicales de izquierda que trataron de reventar el acto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios