Castro insinúa la posibilidad de que exista una "estrategia diseñada" en torno a Manos Limpias

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, quien durante más de cinco años instruyó el caso Nóos, insinuó ayer la posibilidad de que haya una "estrategia diseñada para que ocurran estas cosas", en referencia a la situación actual de Manos Limpias y a una hipotética disolución de la entidad. El sindicato es la única acusación que ejerce acciones penales contra la infanta Cristina en el marco de la anterior causa.

"Sobre este tema recibo informaciones contradictorias y no sé si son ciertas, si son rumores que corren. Y tampoco sé si hay una estrategia diseñada para que estas cosas ocurran", manifestó el juez ante las informaciones acerca de una posible disolución de Manos Limpias.

A su salida de los Juzgados de Vía Alemania, donde a lo largo de la mañana tomó declaración a varios ex altos cargos de Jaume Matas en el marco del caso Palma Arena, Castro fue preguntado sobre la situación actual del sindicato a raíz de las investigaciones de la Audiencia Nacional sobre las supuestas extorsiones que habría realizado Ausbanc, sirviéndose de Manos Limpias, a diversas entidades bancarias.

El magistrado se mostró escueto al responder puesto que "me faltan elementos" acerca de estos hechos. "Permítanme que no haga ninguna manifestación", aseveró.

No obstante, al ser preguntado sobre la posibilidad de que Manos Limpias fuese disuelto, dijo que la abogada que representa a la entidad en el caso Nóos, Virginia López Negrete, "no pintaría nada ahí", si bien apuntó que, "en fin, habrá que esperar a ver lo que ocurre".

En concreto, el sindicato reclama ocho años de cárcel para la Infanta, como cooperadora necesaria de los dos delitos fiscales que su marido, Iñaki Urdangarín, habría cometido en 2007 y 2008. La Audiencia de Baleares rechazó la semana pasada expulsar a Manos Limpias del procedimiento tras pedirlo la defensa del ex socio de Urdangarin, Diego Torres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios