Chacón propondrá a la UE enviar una fragata española para luchar contra la piratería

  • La titular de Defensa indicó que España ha propuesto a la Unión Europea asumir el mando de la fuerza comunitaria contra la piratería en una de sus rotaciones.

La ministra de Defensa, Carme Chacón, anunció hoy que propondrá el despliegue de una fragata y un petrolero de la Armada española en el marco de la nueva fuerza de la Unión Europea para la lucha contra la piratería en aguas de Somalia que aprobarán los ministros comunitarios en la Reunión del Consejo de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores que tendrá lugar el próximo 10 de noviembre en Bruselas.

En rueda de prensa con su homólogo francés, Hervé Morín, durante su visita a las tropas españolas en la Base Camp Lemonier de Yibuti, la titular de Defensa indicó que España ha propuesto a la Unión Europea asumir el mando de la fuerza comunitaria contra la piratería en una de sus rotaciones y aportar una fragata y un petrolero, manteniendo el avión de combate P3 Orión destacado en el país africano desde el pasado 21 de septiembre, y desplegando personal de apoyo y enlace en los cuarteles generales.

Chacón señaló que el objetivo es que el Consejo de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores de la Unión ratifique el lanzamiento de esta nueva misión comunitaria, con la previsión de que pueda estar desplegada sobre el terreno antes de final de 2008, y que la Conferencia de Generación de Fuerzas que se realizará el 3 de diciembre concrete las aportaciones nacionales y la naturaleza de la operación.

Avanzó además que comparecerá en el Congreso en el mes de diciembre para informar sobre el curso de las misiones de mantenimiento de la paz y para abordar si se mantiene el límite de 3.000 militares en el exterior, que, en su opinión, ha quedado 'obsoleto' con la aplicación de la Ley Orgánica de la Defensa Nacional, que obliga a consultar el Parlamento para autorizar cada operación militar, sus variaciones y el límite de efectivos.

El buque de escolta que ofrecerá previsiblemente España será una de las fragatas F100, el modelo más moderno y avanzado de toda la flota española, dotado con un sistema de combate con más de 600 kilómetros de alcance y que ya fue desplegado cuando fue secuestrado el pesquero Playa de Bakio el pasado mes de abril en aguas de Somalia.

La ministra afirmó que el lanzamiento de esta operación llega después de 'tres meses de intensas gestiones diplomáticas' de Francia y España y que ambos países buscan devolver el 'mar de piratas' que representan las aguas de Somalia a sus 'legítimos propietarios', los buques civiles y de transporte de ayuda humanitaria que transitan por la zona. 'No nos conformamos con rescatar a un buque, queremos rescatar a todo este mar y devolverlo a la vida y la civilización', subrayó, antes de resaltar el esfuerzo conjunto hispano-francés para desplegar la nueva misión.

Destacó además que ambas naciones han abierto 'una nueva etapa' de cooperación con la firma hoy de la declaración de apoyo mutuo en operaciones contra la piratería, que permitirá un intercambio de información e inteligencia y el respaldo de un contingente militar al otro cuando se encuentre en situación de peligro.

Agradeció especialmente a Francia y a su homólogo galo, Hervé Morín, el trabajo y las gestiones diplomáticas realizadas para el inicio de esta misión, que no habría sido posible desplegar de forma unilateral, así como al Gobierno de Yibuti por su hospitalidad al alojar los dos destacamentos militares.

Chacón definió las aguas de Somalia como 'un auténtico agujero negro', en el que se han registrado desde 2005 más de 150 ataques de piratería, más de 50 sólo este año, y destacó cómo España y Francia se han puesto 'manos a la obra' para conseguir el respaldo de la Unión Europea y la OTAN y los países con buques en la zona para el despliegue de una misión contra la piratería.

Por su parte, el ministro de Defensa francés, Hervé Morin, destacó la 'voluntad y la determinación' de España y su país para impulsar el lanzamiento de una misión de política exterior y seguridad común para proteger las aguas de Somalia y adelantó que el contingente español se beneficiará de la logística y el apoyo de las Fuerzas Armadas galas en su base de Yibuti.

Chacón y Morin realizaron estas declaraciones durante su visita conjunta a las fuerzas militares de ambos países destacadas en Yibuti. La jornada comenzó con una travesía en la fragata de la Marina Nacional gala 'Courbet', en la que los ministros recibieron una conferencia sobre las operaciones militares contra la piratería, la situación de este fenómeno y las posibles soluciones operativas.

El comandante de las Fuerzas Navales galas en el Índico, el almirante Gerard Valín, aseguró ante Morín y Chacón que es 'esencial' que se refuerce el marco legislativo internacional para actuar contra la piratería, la inversión en Somalia para su desarrollo y que las fragatas que se desplieguen estén dotadas de comandos de operaciones especiales y helicópteros para poder intervenir contra los corsarios.

Tras un simulacro aeronaval de actuación contra piratería, los ministros se trasladaron a la Base Camp Lemonier para visitar el avión P3 Orión del Ejército del Aire español que realiza labores de información y disuasión en coordinación con la célula de la Unión Europea. Chacón felicitó a los 90 militares que componen la tripulación por haber impedido esta misma semana el secuestro de un petrolero con varias pasadas y el lanzamiento de botes de humo.

La ministra tuvo oportunidad de conversar por radio desde la aeronave con el patrón del Playa de Bakio, Amadeo Alvarez, que faena por la zona de nuevo y le informó de que próximamente se retirará del oficio, tras años de experiencia faenando con su pesquero.

Destacado en Yibuti desde el pasado 21 de septiembre, en contacto permanente con la célula de coordinación de la UE que dirige el capitán de Navío Andrés Breijo, el destacamento Orión ha completado más de 30 salidas y 250 horas de vuelo y ha abortado esta misma semana un intento de secuestro de un petrolero con bandera panameña al realizar tres pasadas a baja altura y lanzar botes de humo contra las dos lanchas de piratas que asediaban el buque.

Bautizada como Centinela Indico y mandada por el teniente coronel Juan Rafael Triguero, la misión española en Yibuti está compuesta por un avión de combate especializado en vigilancia marítima P3 Orión y 90 militares y tiene como objetivo la prevención y la disuasión de la piratería en una zona marítima que equivale al triple del territorio nacional y ha registrado desde 2005 más de 150 ataques de corsarios, 63 de ellos este mismo año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios