Condenados como dirigentes de ETA cinco acusados del macrojuicio a Ekin

La Audiencia Nacional ha condenado por el delito de integración en organización terrorista en grado de dirigentes a cinco de los 52 acusados en el macrojuicio contra el entorno de ETA, con penas que oscilan entre los doce y los diecinueve años de cárcel. El principal condenado es Xabier Alegría, que deberá cumplir catorce años por el delito de integración y otros cuatro por alzamiento de bienes. La Sección Tercera ha elevado la pena que pedía el fiscal, 13 años, aunque en un primer momento se solicitaba para él 51.

Se le considera el enlace de ETA con las diferentes organizaciones abertzales -la Koordinadora Abertzale Sozialista (KAS), supuesto aparato político de ETA; Ekin, sucesora de KAS; Egin/Orain, periódico y empresa editora; Fundación Joxemi Zumalabe; y Xaki, presunto aparato internacional de la banda terrorista-.

Los otros cuatro principales condenados son Txema Matanzas, abogado de Gestoras Pro Amnistía -14 años de prisión aunque el fiscal pedía para él 9-; Juan María Mendizabal, presidente de AEK y ex miembro de la comisión de control de la televisión pública vasca (EITB) en representación de EH -13 años de cárcel, frente a los 9 que pedía el fiscal-; Javier María Salutregui, alto cargo del clausurado diario Egin -doce años de condena frente a los siete que le pedían-; y Elena Beloki, dirigente de Xaki y HB -trece años de prisión frente a los 9 de petición fiscal.

Si sus condenas son superiores a las que pedía el Ministerio Público es porque el tribunal ha estimado más adecuadas las peticiones de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), personada en la causa como acusación popular.

Otra de las condenas que fuentes jurídicas pudieron adelantar es la de Teresa Toda, que deberá estar diez años en prisión. El delito que se le impone es el de colaboración pero en el grado máximo. Era subdirectora del diario Egin en el momento de su clausura y fue la portavoz de sus compañeros durante los dieciséis meses de juicio, la encargada de dirigirse a los medios de comunicación que seguían las vistas orales.

La Sección Tercera, presidida por Angela Murillo, ordenó ayer la detención de 46 del total de los 52 procesados en el macrojuicio, tras decidir que van a ser condenados y, por el inminente conocimiento de la sentencia, el próximo día 10, para evitar posibles huidas.

El macroproceso tiene su origen en el sumario instruido por el juez Baltasar Garzón que incluye las operaciones policiales contra KAS y su sucesora Ekin, el diario Egin, la revista Ardi Beltza, XAKI y la Fundación Joxemi Zumalabe, encargada de la trama de desobediencia civil. El macrojuicio por el sumario 18/98 ha sido el más largo celebrado en la Audiencia Nacional y el más importante del entorno de ETA. Dieciséis meses de vistas orales con 56 procesados -aunque finalmente se retiró la acusación de cuatro-, que se extendieron desde el 21 de noviembre de 2005 hasta el pasado 14 de marzo. Las penas a las que se enfrentan los detenidos son de entre 4 y 19 años -aunque inicialmente las peticiones ascendían a 51 años-, según la petición del fiscal Enrique Molina, que rebajó en su informe definitivo la petición final de 1.000 a 484 años de cárcel.

Al cierre de esta edición, habían sido detenidos 28 de los 46 procesados. Otros tres ya estaban encarcelados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios