El Congreso cierra la legislatura apelando a la austeridad electoral

  • El PP analiza la propuesta del PSOE de reducir un tercio los gastos de la campaña de las generales de junio

El Congreso vivió ayer su último pleno ordinario de esta corta legislatura con un debate que no estaba en el hemiciclo sino en los pasillos, el del recorte de los gastos electorales, y los partidos se emplazaron a discutir el asunto para tratar de consensuar algún tipo de reducción.

Unos y otros expresaron en sus declaraciones a los medios su disposición a buscar una fórmula para que las próximas elecciones del 26 de junio no se lleven consigo un montante tan elevado como el habitual, aunque difieren en cuáles son las partidas que hay que tocar y los porcentajes que bajar.

Y todos se han despedido de la legislatura con mensajes de precampaña, culpando de nuevo al contrario de la falta de acuerdo que ha llevado a la nueva convocatoria de comicios y pidiendo el apoyo de los votantes para su partido.

Sobre los gastos electorales, el PSOE ha puesto sobre la mesa una propuesta concreta que el secretario de Organización, César Luena, ha remitido por carta a los demás partidos. Apuesta por reducir los gastos electorales en un 30% y asumir el compromiso de no utilizar la publicidad exterior salvo la de los carteles que se fijen en los espacios habilitados por los ayuntamientos. También quieren reducir el gasto de los envíos postales electorales a 0,15 euros por elector.

El PP aseguró que estudiará esta propuesta, y el vicesecretario de Organización, Fernando Martínez Maíllo, ya ha mantenido contactos con portavoces de otros partidos. En el partido de Mariano Rajoy están de acuerdo en reducir la cartelería y la publicidad exterior, aunque no coinciden totalmente con el PSOE, y por ejemplo Maíllo ve "complicado" reducir más el gasto del mailing, que ya bajó de 0,22 a 0,18 euros.

Ciudadanos remitió el miércoles a los demás partidos una carta proponiendo varias medidas para aminorar los costes de las elecciones, entre ellas la de reducir a la mitad el límite del gasto en propaganda electoral y el recorte del mailing en 25 millones de euros, como planteó el presidente del partido, Albert Rivera.

Y desde Podemos, Pablo Iglesias invitó al resto de partidos a seguir el ejemplo del suyo y hacer una campaña austera sin pedir dinero a los bancos. Tras subrayar la disposición de Podemos de asistir a cualquier reunión a la que les convoquen para estudiar recortes de estos gastos, señaló que su partido sólo gastó dos millones de euros en la anterior campaña, "mucho menos" que el PP y el PSOE, demostrando que se puede hacer "con poco dinero".

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, advirtió por su parte de que el país necesita un Gobierno "estable y serio" y "que vuelva la cordura".

El líder socialista, Pedro Sánchez, señaló que "lo peor" de esta legislatura ha sido no haber logrado conformar un "Gobierno de cambio". "No pudo ser, pero será", apostó.

Rivera, tras cargar de nuevo las culpas del "bloqueo" a Mariano Rajoy y Pablo Iglesias, advirtió de que el Gobierno que se conforme después de las elecciones del 26 de junio "pasa sí o sí por pactar".

Iglesias lamentó no haber podido lograr "el cambio político", pero aseguró que su partido seguirá "tendiendo la mano" al PSOE para un Gobierno de coalición progresista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios