Crespo pagó los trajes de Camps y Costa, pero el ex presidente devolvió cuatro

  • Dos empleados de Milano y Forever Young reconocen la posibilidad de que se elaborasen facturas ficticias en las que no necesariamente aparecía la persona que había realizado la compra.

Una empleada de Milano y un ex trabajador de esta firma y de Forever Young, las dos tiendas en las que se encargaron los supuestos regalos que se hicieron a Francisco Camps y Ricardo Costa, han asegurado que uno de los cabecillas de la trama Gürtel, Pablo Crespo, pagaba los trajes, pero también que Camps devolvió cuatro de ellos.

Ante el jurado del juicio contra Camps y Costa por un delito de cohecho pasivo, Elena Victoria Rodríguez, cajera de Milano, ha dejado constancia de la anotación de operaciones pendientes de cobro a nombre de Betoret (3.250 euros), Álvaro (2.400, 2.250 y 980), Camps (3.300 y 1.400), Campos (4.850), Costa (2.400) y Pedro García (3.550), por adquisiciones realizadas sobre todo en enero de 2006. En su declaración, ha asegurado que nunca vio en la tienda al ex presidente de la Generalitat ni al ex secretario general del PPCV, pero que compañeros suyos le dijeron que Camps había estado en el local en 2006.

También Víctor Sanfelipe, segundo encargado de Milano y posteriormente encargado de Forever Young, ha explicado que vio a Camps una vez cada tienda y a Costa en Forever Young. Las supuestas prendas retiradas y no abonadas por los políticos valencianos figuraron como pendientes de pago en los inventarios de Milano hasta enero de 2007 -pero con la referencia "Comunidad Valenciana" en lugar de nombres propios-, mientras que otras fueron saldadas "por talón y prácticamente a la misma hora", según Rodríguez, en septiembre de 2006.

Preguntada por el abogado de Camps, la testigo ha dicho que no ha visto ningún ticket de devolución en toda la documentación que se le ha mostrado y que no recordaba haber oído que se hubiesen enviado trajes a Camps que posteriormente fueron devueltos. A continuación, el letrado ha aportado una declaración de junio de 2009 realizada por esta testigo en la que aseguraba: "Puede ser que se comentase que devolvió los trajes", afirmación que ha aceptado como propia.

El presidente del jurado, Juan Climent, ha rechazado la petición del letrado de Camps de incorporar un traje (que ha traído a la sala la mujer de Camps, Isabel Bas) supuestamente con las etiquetas de Forever Young como prueba. La petición se ha formulado al referirse el testigo a que "Camps no quería etiquetas en sus trajes", y ha sido rechazada por considerarla irrelevante y tras escuchar las quejas de la acusación, que argumentaba la ausencia de garantías.

Sanfelipe ha asegurado que Álvaro Pérez tenía una cuenta a su nombre en Milano y que encargaba ropa para él y para otras personas "de la Comunidad Valenciana sobre todo". "Me refiero al señor Camps, a Betoret, Ricardo Costa, Víctor Campos. No tengo duda", ha afirmado el testigo, quien no recordaba que figurara el nombre de Pedro García. Según su testimonio, era Pablo Crespo quien "pagaba siempre". También ha afirmado saber que "Tomás vino a Valencia a tomar medidas a estas personas" y que volvió a la tienda "con las medidas de todos", en alusión a Costa, Campos y Betoret. "El pago se hacía siempre por transferencia o por cheque y siempre por Pablo Crespo", ha añadido. "El que atendía a toda la gente de Valencia era José Tomás. El tomaba medidas y nosotros apuntábamos", ha recordado.

Ambos empleados han reconocido la posibilidad de que se elaborasen facturas ficticias en las que no necesariamente aparecía la persona que había realizado la compra, por indicación de José Tomás (responsable de Milano y Forever Young), si bien Elena Rodríguez ha asegurado que nunca ha visto una factura con conceptos que no se vendiesen en su tienda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios