"¿Ese quién es, Cristiano Ronaldo?"

  • Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, visitó el miércoles la Feria y compartió unos minutos con Susana Díaz.

Comentarios 1

LA nube de reporteros gráficos alerta de que hay alguien importante en la Feria. Hay codazos y empujones para buscar el mejor ángulo y personas arremolinadas en la reja, casi con la misma ansiedad que un almonteño en la noche de Pentecostés. Desde la calle, un curioso lanza una pregunta: "¿Ese quién es, Cristiano Ronaldo?". No, no es el delantero del Real Madrid que obró la gesta del pasado martes quien concita todas las miradas en la caseta de la Cadena Ser, sino Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, que se dejó ver ayer por el real de Los Remedios. 

Decenas de cámaras de televisión y fotógrafos de los principales medios de comunicación se llevaron una de las fotos más buscadas: la de Sánchez, empeñado aún en ser presidente del Gobierno, por más difícil que lo tenga; y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. Los dos compartieron aperitivo y charla en la caseta de la Ser rodeados de afines. El cicerone de Sánchez en la Feria fue Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. Un coche les dejó, al filo de las dos de la tarde, en la portada. Desde ahí fueron caminando hasta Pepe Luis Vázquez 80. Nada más pisar el albero, una señora le plantó un pin con la portada al secretario general de los socialistas para que luciera como un sevillano más. "No es la primera vez que vengo. He venido de incógnito, que es como mejor se pasa". Son las 14:10. Entre selfies y besos, Sánchez se adentra en unas calles todavía con poco público, sin farolillos y con un paseo de caballos mermado. El político recibe parabienes, confesiones; y también reprimendas: "¡Qué vergüenza con el provincianismo este!". A falta de las visitas ilustres de otros tiempos, hay que conformarse con los políticos de turno.

La expectación en la caseta de la Ser por ver si se produciría el encuentro es grande. En la misma calle Pepe Luis Vázquez, a unos 50 metros, se encuentra Susana Díaz junto al alcalde, Juan Espadas, en la caseta del Ayuntamiento. Sánchez comparte mesa con algunos alcaldes y directivos de la Ser. No fue Cristiano Ronaldo, pero quien sí apareció por allí fue el héroe de la séptima, Pedja Mijatovic, acompañado por el ex concejal socialista Blas Ballesteros. 

No es Susana Díaz la primera que se encuentra con Sánchez, sino la podemita Teresa Rodríguez, que comparte mesa y aperitivos durante unos minutos con el socialista. Todos con la sonrisa puesta. El ex alcalde, Juan Ignacio Zoido; o el defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, también se acercan a saludar a Sánchez. También lo hace Alberto Máximo Pérez Calero, presidente del Ateneo, que pasaba por allí.

A las 15:10, llega Susana desde la caseta municipal acompañada, entre otros, por el alcalde. "¡Guapa, guapa!", se escucha. La presidenta va con su hijo vestido de corto. "Dejadse de Feria y haced un pacto ya con el PP", grita otro. La escena ya está montada y los cámaras no dan abasto. Espadas es el invitado en la fotografía que todos querían. El encuentro, con medias sonrisas, sólo lo enfría el pequeño José María al que todos hacen carantoñas. La presidenta está en su terreno y se nota. Desde su llegada, compite con Sánchez por ver quién es más solicitado para hacerse fotos y dar besos. La bulla junto a la reja cada vez es mayor. Y así durante casi una hora. Se marcha la presidenta como llegó. Al poco, lo hace Sánchez. Tiene previsto visitar otras casetas. Camino de la de la UGT, ya con la Feria repleta, se lleva más parabienes, pero también muchos reproches y algún silbido y abucheo. El real es una extensión del hemiciclo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios