María Cristina Castro se prepara para disputar a Rajoy la Presidencia del PP

  • "No tengo ningún miedo a manifestar públicamente lo que muchos militantes llevan diciendo mucho tiempo", afirma esta militante de base.

Comentarios 50

A Mariano Rajoy le ha salido una rival de cara al Congreso que el PP celebrará el próximo mes de junio para elegir al presidente del partido: la desconocida María Cristina Castro. Se trata de una "militante de base ilusionada", según sus propias palabras, que ha desarrollado toda su vida "en el mundo empresarial privado" y que ahora quiere ayudar al PP a ganar las elecciones generales de 2012. "Como no necesito la política para vivir, no tengo ningún miedo a manifestar públicamente lo que muchos militantes llevan diciendo mucho tiempo", aseguró Castro, que dice contar con los apoyos necesarios para disputarle la Presidencia del Partido Popular a Rajoy.

La intención de María Cristina Castro de disputarle a Rajoy la Presidencia del PP en el Congreso de junio no responde a ningún "atrevimiento" ni a un intento de tener "ni por diez minutos de gloria", afirmó la propia interesada. "He recogido el ofrecimiento del presidente de mi partido ante los medios de comunicación", aseguró esta militante del PP que nunca ha ocupado un cargo público con el partido, que, hasta el momento, ha desarrollado su vida laboral "en el mundo empresarial privado" y que se presenta como "una militante de base ilusionada".

Así, según aseguró, su intención es ayudar a su partido "a ganar las próximas elecciones" y que antes de tomar la decisión de hacer pública su intención de presentarse como candidata a presidir el PP pensó "mucho que es lo que podía hacer por mi partido". A su juicio, los populares fallan en que "no terminamos de conectar con la gente" y en que la "Dirección no escucha a las bases", y, por ello, pretende "ampliar" la estructura del partido, para "que quepan todos", y "ayudar al caballo herido a levantarse". "Como no necesito la política para vivir, no tengo ningún miedo a manifestar públicamente lo que muchos militantes llevan diciendo mucho tiempo", manifestó.

Castro aseguró que desde que hizo pública su decisión ha recibido "más de 300 apoyos por correo electrónico de gente militante, gente que se ha dado de baja y que al oírme hablar sintió la ilusión que hacía años que había perdido y que quieren que las bases sean escuchadas por la Dirección". "Lo que quiero ofrecerle a Rajoy son los resultados de todos los mails que tengo de gente que se quiere afiliar para apoyarme a mí, de gente que se ha borrado del partido y que dicen que si yo me presento ellos volverán, de gente votante que me pregunta cómo me pueden ayudar para que esto vaya adelante", remachó. NI DE UNA

En cuanto a si pertenece a la línea del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, la rival de Rajoy dijo, en primer lugar, no conocer al primer edil personalmente y que su única reflexión en torno a su figura es que "todas las opciones y opiniones deben ser válidas dentro del partido", porque, a su entender, "la discrepancia bien entendida es enriquecedora" frente al "enfrentamiento". "No soy ni de una ni otra tendencia, soy una militante de base ilusionada", subrayó, antes de explicar un incidente que ocurrió hace dos años durante la Convención que celebró el PP.

Según narró, en aquella Convención quiso tener un acto "espontáneo" para, precisamente, quitar la razón a los que decían que en el PP "no somos espontáneos" y cometió "la estupidez de buena fe" por no saber "cómo funcionan los políticos" de levantar la mano y pedir la palabra. "Sólo levanté la mano y dije por favor", aseguró Castro, que fue sacada "en volandas" por los agentes de seguridad. Tras el incidente, escribió una carta a Rajoy exigiéndole explicaciones, a lo que el líder del PP la remitió a reunirse con el secretario general del partido, Ángel Acebes, quien "le pidió disculpas" personalmente durante un encuentro "de más de una hora".

Sobre la intención de Castro fue interrogado hoy el todavía portavoz del PP, Eduardo Zaplana, que se limitó a señalar que "está en su perfecto derecho" a hacerlo. "Cualquier militante del PP tiene esa posibilidad y ese derecho estatutario y, por tanto, bienvenida sea la aportación que cada uno puede hacer", señaló. Por su parte, el alcalde de Madrid consideró que "en cualquier organización democrática, el que haya varias candidaturas no puede preocupar ni asustar a nadie". Sin embargo, dejó claro que tiene la convicción de que "de todos los militantes del PP, el que mejor puede dirigir el partido es Rajoy".

más noticias de ESPAÑA Ir a la sección España »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios