Desaparece un disco duro con información del 'caso Faisán'

  • El fiscal de la Audiencia Nacional dice que ha extraviado un dispositivo extraíble con datos sobre la investigación, aunque no contiene información secreta.

Comentarios 6

El fiscal de la Audiencia Nacional Carlos Bautista ha denunciado la desaparición de un disco duro extraíble, en el que almacenaba diversos documentos relacionados con su trabajo, entre ellos algunos relacionados con el caso Faisán, aunque ninguno era secreto y constan en el sumario de la causa. Así lo han explicado fuentes fiscales, que han precisado que el representante del Ministerio Público interpuso una denuncia el pasado 5 de octubre ante la comisaría de la Audiencia Nacional, que dio traslado de la misma a los Juzgados de Plaza de Castilla. Según las mismas fuentes, la desaparición se produjo en la mañana de ese día, cuando Bautista tuvo que ausentarse de su despacho y después al volver comprobó que el disco duro que había dejado enganchado a su ordenador ya no estaba encima de la mesa, aunque sí permanecían varios pendrives que guardaba en la funda del dispositivo.

En el disco desaparecido, Bautista conservaba todo su trabajo desde 1998 y otros documentos personales, aunque ha logrado conservar la mayor parte, pues realizaba volcados periódicos de los archivos que, no obstante, constan en los sumarios de las diversas causas en las que participa. Una de ellas es la del caso Faisán, en el que el juez Pablo Ruz investiga el chivatazo con el que se alertó a ETA de una operación contra su aparato de extorsión, aunque las fuentes consultadas han aclarado que ninguno de los documentos permanecía secreto ni era relevante ni confidencial, pues todas las partes personadas han tenido acceso a ellos. En el disco externo nunca se guardaron las conversaciones intervenidas en el caso, las cuales, además, ya habían sido expurgadas por el instructor, labor en la que nunca participó la Fiscalía.

La misma mañana del extravío, Bautista había presentado al instructor un informe el que apreciaba indicios de delito en el ex jefe superior de Policía del País Vasco, Enrique Pamiés, y el inspector de la Brigada de Información de Álava José María Ballesteros, pero no contra el ex director general de la Policía, Víctor García Hidalgo. Fuentes policiales han confirmado que se investiga la posibilidad de que se haya tratado de un robo, aunque no se descarta en absoluto que se trate de un extravío, coincidiendo con los días en los que se ha llevado a cabo en la Audiencia Nacional el traslado de documentos a su nueva sede en el número 12 de la calle Prim de Madrid.

La asociación Dignidad y Justicia, que ejerce la acusación popular en el caso Faisán, ha asegurado en una nota de prensa que se han "extraviado" otros documentos y cajas por la mudanza y ha considerado que, de confirmarse el robo, debe investigarse e interrogar a todo el personal ajeno al edificio que figure en el registro de entrada de la calle Prim en los días anteriores a la denuncia. La asociación ha lamentado que el Ministerio Fiscal llevase "un disco duro que contiene una información de gran sensibilidad para la seguridad nacional" y a cuyo contenido, asegura, no ha tenido acceso a pesar de ser acusación popular. También Manos Limpias considera que se ha cometido una imprudencia grave en la custodia de documentos en la Audiencia Nacional, por lo que ha denunciado ante los juzgados de Madrid "a los autores y cómplices del robo" y a "los responsables de la custodia de los documentos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios