Detenido en Barajas un etarra expulsado por México

  • El terrorista está acusado de seis asesinatos y contaba con una orden de detención de la Audiencia Nacional

La Policía detuvo ayer en el aeropuerto madrileño de Barajas al presunto etarra Juan Manuel Iniciarte, acusado de seis asesinatos y sobre el que pesa una orden de detención de la Audiencia Nacional. Los agentes esperaban a Iniciarte en Madrid, a donde llegó procedente de México, país que procedió a su expulsión. El etarra había huido a Nicaragua en 1986 tras asesinar a cinco agentes y a la mujer embarazada de uno de ellos cuando era miembro del comando Vizcaya.

La detención del etarra, de 55 años, fue posible gracias a una denuncia anónima en México -donde residía desde 1996-, que indicaba la presencia de un ciudadano extranjero que podría residir en el país de forma ilegal. Ante la sospecha de que fuera un ciudadano español y miembro de ETA, la Comisaría General de Información comenzó a investigar y averiguó la verdadera identidad del individuo. Iniciarte estaba reclamado por el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional desde el 30 de julio de 1991.

Una vez informadas las autoridades mexicanas, optaron por recurrir al proceso de expulsión por estancia irregular. De esa forma, ayer aterrizó en Madrid y el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ordenó su ingreso en prisión provisional.

La cooperación de México en la lucha contra ETA para acabar con los santuarios de la banda tuvo como contrapunto la decisión del Tribunal Supremo de Venezuela, que resolvió como "improcedente" la petición de extradición solicitada por el Gobierno español en relación al etarra Ignacio Echeverría Landazábal, ya que, según la argumentación del Alto Tribunal, el delito por el que se pedía el traslado había prescrito al transcurrir más de 15 años, y tan sólo correspondía su "inmediata" puesta en libertad.

Asimismo, una semana después del último atentado de ETA que acabó con la vida de dos guardias civiles en Mallorca, el Rey y el presidente del Gobierno balear, Francesc Antich, respaldaron la actividad turística de la isla transmitiendo una sensación de "seguridad y tranquilidad" en Baleares, con una recepción de Don Juan Carlos al líder autonómico y a representantes del sector turístico en el Palacio de la Almudaina de Palma de Mallorca .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios