Detenido en Barajas un etarra que participó en seis asesinatos en los 80

  • Juan Manuel Inciarte Gallardo fue miembro del comando Vizcaya y residía en México, de donde ha sido expulsado por su situación irregular. Garzón le ha enviado a prisión.

Comentarios 10

El juez Baltasar Garzón ha enviado a prisión al presunto etarra Juan Manuel Inciarte Gallardo, alias Jeremias, detenido en el aeropuerto de Barajas tras ser expulsado de México, por el asesinato de dos agentes de la Policía Nacional y de la esposa de uno de ellos cuando formaba parte del comando Vizcaya de ETA en 1983.

El magistrado de la Audiencia Nacional ha adoptado esta decisión a instancias de la Fiscalía en un auto en el que asegura que Inciarte intervino en el asesinato del teniente de Policía Julio Segarra, del cabo Pedro Barquero y de su esposa embarazada, María Dolores Leto García, ya que "era conocedor de las intenciones del grupo y participaba de ellas".

Garzón indica además en este auto que el detenido, "según los datos aportados por la Policía", pudo haber participado también en el asesinato del inspector del Cuerpo Superior de Policía Moisés Cosme Herrero, el 26 de mayo de 1984 en la localidad vizcaína de Getxo, y en el ataque a la Comisaría de San Ignacio de Bilbao, así como al cuartel de la Guardia Civil de las Arenas (Vizcaya), el 19 de agosto de 1984, en el que una niña resultó gravemente herida.

Con respecto al asesinato de los tres policías, Garzón explica que Inciarte integraba el comando Vizcaya de ETAcuando acordaron "llevar a cabo el secuestro del teniente de Policía Julio Segarra Blanco" el 4 de mayo de 1983 en Bilbao. Para ello los terroristas robaron un Renault 12 a su dueño y se desplazaron con él hasta un garaje en el número 12 de la calle de El Carmelo de Bilbao, "lugar donde sabía, por la reiteradas vigilancias que los seis habían hecho, que aparcaba su coche" Segarra. Cuando el policía entró en el garaje para coger su coche, los etarras se abalanzaron sobre él y le maniataron y amordazaron "con el fin de introducirlo en el maletero del vehículo sustraído.

En ese momento entró en el garaje María Dolores Leto García, acompañada de su esposo, Pedro Barquero, cabo de la Policía Nacional, quien, "al observar lo que acontecía, extrajo su pistola para hacer frente a los agresores", que en ese instante eran cuatro, según relata el auto.

Los terroristas reaccionaron y tres de ellos le mataron a él y a su esposa de "cuatro y tres disparos, respectivamente", mientras que Letona asesinó de "un solo disparo en la cabeza" a Segarra, "ya que tenían órdenes concretas de proceder a matar a aquel si por cualquier circunstancia el secuestro no fuera posible". Acto seguido, los cuatro huyeron del garaje "hasta un callejón sin salida situado en la confluencia de la calle Santuchu y Zabalside donde dejaron abandonado" el Renault 12 robado.

Nada más ser detenido en el aeropuerto madrileño, Inciarte fue puesto a disposición de Garzón, cuyo juzgado, el Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, reclamaba al presunto etarra por estos hechos. El presunto etarra fue detectado en México tras una denuncia anónima que alertó a las autoridades de aquel país de la presencia irregular de un ciudadano español.

Una vez realizada la verificación de su identidad, la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía comprobó que se trataba de un miembro de la organización terrorista ETA sobre el que pesaba una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión dictada el 30 de julio de 1991. El Gobierno de México procedió entonces a su expulsión dada su situación irregular en el país, e Inciarte Gallardo ha llegado a Madrid, donde ha sido detenido y puesto a disposición judicial. Las fuerzas de seguridad creen que desde junio de 1996 residía en México DF.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios