Detienen a ocho 'abertzales' en Francia por vínculos terroristas

  • El ex número uno de ETA acusa al espionaje español de la desaparición del ex dirigente político-militar Pertur

Comentarios 1

Nuevo golpe policial a Batasuna en Francia. Agentes de la Policía gala detuvieron ayer en diferentes localidades del País Vasco francés a ocho personas relacionadas con la izquierda abertzale por su presunta relación con actividades terroristas.

Uno de los arrestados es Zigor Goieskoetxea, dirigente de Batasuna en Francia que ya fue detenido el pasado 13 de octubre en Biarritz tras huir de la operación que se llevo a cabo el 24 de septiembre y que finalmente se saldó con la detención de una docena de dirigentes de la formación abertzale en Francia, donde Batasuna es todavía una formación legal. Goieaskoetxea es investigado por el juez Baltasar Garzón en el sumario que sigue sobre el PCTV como uno de los miembros de la Batasuna que recibió fondos de esta formación.

La Policía gala intenta demostrar la financiación a través de las herriko tabernas del grupo terrorista Irrintzi, que habría desplegado una campaña de atentados en el sur de Francia contra una supuesta especulación inmobiliaria y cuyo objetivo principal era complejo hostelero del chef Alain Ducasse. Las detenciones también estarían relacionadas con el cierre del bar Xilko, en Bayona, tras unos incidentes registrados en las fiestas de la localidad en verano.

Además de Goieaskoetxea, arrestado en Biarritz, los agentes detuvieron a Ortzi Idoate, condenada ya por dar cobijo a miembros de ETA, en Lekuine; Luis y Vivian Barriola, en Angelu; Jerónimo Prieto, con antecedentes de kale borroka, en Lekarne, y Gorka Haritzaga, en Azkaine. La Policía registró asimismo sus domicilios.

En el frente judicial, el histórico ex número uno de ETA Eugenio Etxebeste, alias Antxon, declaró en la Audiencia Nacional que los servicios de inteligencia españoles fueron los responsables de la desaparición en 1972 del ex jefe político-militar de la banda, Eduardo Moreno Bergareche, Pertur. Según Antxon, la época de su desaparición era un momento de "enfrentamiento cruento" y los servicios de inteligencia "jugaron una baza muy importante porque Pertur era una persona importante en el debate político". A su juicio, con su desaparición "mataron dos pájaros de un tiro". Es decir, por un lado acabaron con una persona cualificada y por otro incrementaron más las posibles "divergencias políticas" entre dos sectores de la banda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios