Don Felipe: "No tenemos miedo ni lo tendremos en el futuro"

  • El Rey hace suyo el mensaje de los barceloneses tras los ataques para lanzar un mensaje de unión contra el yihadismo

  • Visitó a los hospitalizados y honró a las víctimas en las Ramblas

El Rey acuñó ayer como propio el lema "no tenemos miedo" que el pasado viernes corearon en la Plaza de Cataluña los presentes en el minuto de silencio en memoria de las víctimas de los atentados perpetrados en Cambrils y en las Ramblas, lugar que reivindicó como el espacio "de todos", después de visitar a los heridos en los hospitales de Barcelona.

Junto a doña Letizia, don Felipe quiso dar "el abrazo de todos los españoles, de todos los catalanes, de todos los barceloneses y de todo el mundo" a los afectados que permanecen ingresados en los hospitales del Mar y Sant Pau. Los Monarcas visitaron a varios de los heridos de ambos centros, acompañados por la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, el conseller catalán del ramo, Toni Comín, así como los responsables sanitarios de los dos hospitales.

Gritos de "Viva el Rey" durante la ofrenda floral de los Reyes en el lugar del atentado

A las 12:30, don Felipe y doña Letizia llegaron al Hospital del Mar, donde intercambiaron opiniones con la dirección del centro. Allí mantuvieron una reunión con los responsables del centro para conocer cuál ha sido la respuesta sanitaria para atender a los heridos que fueron ingresados en este centro, la colaboración entre las diferentes administraciones, así como el parte médico de quienes aún se encuentran hospitalizados y el balance 48 horas después de los atentados.

Tras este encuentro, los Reyes visitaron a algunos de los 14 heridos -algunos de ellos niños- que permanecen ingresados, como una familia de Filipinas y otra hispano-cubana. Una hora después, se trasladaron al Hospital de Sant Pau, donde fueron recibidos con aplausos por los familiares de los ingresados en este centro, en el que permanecen nueve heridos en los atentados. Una vez finalizada la visita de aproximadamente una hora, don Felipe y doña Letizia saludaron al equipo de urgencias que atendió a los afectados en los atentados, a quienes han agradecido su labor.

El Rey reiteró que Barcelona "no ha estado sola ni lo estará" e insistió en el lema coreado por la gente al asegurar que "no tenemos miedo ni lo tendremos nunca". "Este atentado vil, cobarde, este asesinato que ha matado y herido a tantas personas y que nos ha conmocionado a todos no puede y no podrá con nosotros, ni con nuestros valores, ni con nuestra convivencia, ni con nuestra democracia o nuestro aprecio por los derechos humanos", subrayó el Monarca, visiblemente emocionado.

Sobre su visita, Felipe VI comentó que pudieron conocer los testimonios personales de muchos de los afectados, quienes les aseguraron que están muy agradecidos por la eficacia y la atención recibida por el sistema público de salud, que "da gusto cómo funciona", dijo.

Asimismo, destacó "el ejemplo de solidaridad" y el "impulso solidario" de los barceloneses y de los españoles en "situaciones críticas", al tiempo que ha comentado que "Barcelona no ha estado sola, no lo está nunca ni lo estará". "Barcelona no olvidará nunca a las víctima afectadas, ni lo hará España ni nadie de bien en el mundo", recordó, al tiempo que reiteró, esta vez en catalán, que "no tenemos miedo ni lo tendremos nunca".

Por la tarde, acudieron a hacer una ofrenda floral a las Ramblas en el mosaico en recuerdo a las víctimas del atentado, bajo la mirada de centenares de ciudadanos que corearon "no tenemos miedo". Acompañados por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, depositaron un ramo de flores y una vela en la zona donde improvisadamente los ciudadanos fueron colocando flores, mensajes y velas en memoria de los fallecidos.

Rodeados de varios centenares de barceloneses y turistas, los Reyes caminaron desde el Teatro del Liceo hasta el mosaico del suelo de Joan Miró, donde el terrorista detuvo la furgoneta tras arrollar a más de 100 personas. Fueron recibidos con aplausos y los gritos de "Viva España", "Viva el Rey" y "Visca Cataluña".

Después se trasladaron en coche al Ayuntamiento de Barcelona para firmar en el libro de condolencias, ubicado en el Saló de Cent, por expresa invitación personal de la alcaldesa. Felipe VI escribió que tanto él como doña Letizia se sienten "especialmente cerca de los barceloneses" que "han sido golpeados tan dura y vilmente por el terrorismo".

Los Reyes asistirán hoy a las 10:00 a la misa celebrada en la Sagrada Familia, la habitual de cada domingo, pero que en esta ocasión se hará en recuerdo de las víctimas de los atentados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios