Escenificación de la nueva y la vieja política

Buena jugada. Algunos presentes en la convención calificaron así la foto que colgó la cuenta oficial del presidente Rajoy por la mañana en el AVE camino de Sevilla. El presidente -en la imagen con Rafael Hernando, Fátima Báñez y los cuatro vicesecretarios del partido PP- trataba de quitar hierro a la polémica suscitada entre semana con los jóvenes vicesecretarios, Pablo Casado, Fernando Martínez-Maíllo, Javier Maroto y Andrea Levy, que en las últimas semanas han expresado sin pelos en la lengua que su formación debe ser tajante con los casos de corrupción y también abogaron por la dimisión de Rita Barberá como senadora.

Luego, mientras en la mesa que presentó Juan Ignacio Zoido la concurrencia escuchaba a los ponentes, Casado y Martínez-Maíllo aprovecharon para hacer pasillo con los periodistas y durante más de media hora estuvieron dando sus explicaciones sin tensión sobre el revuelo aparecido hace unos días, sin grabadoras y todo con un tono muy cordial. "Paz y amor", resumió un reportero.

La vieja guardia del partido sí se encontraba dentro de la sala, como siempre han sido las cosas en un partido tan monolítico como el PP, aunque poco a poco trata de modernizarse con actitudes como la de los vicesecretarios, que escenificaron las diferencias entre la vieja y la nueva política.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios