'caso gürtel'

Francisco Camps se sienta en el banquillo por el caso de los trajes regalados

  • El ex presidente valenciano afirmó a su llegada a los juzgados que afronta el proceso con "mucha tranquilidad".

Comentarios 15

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana ha aplazado hasta este martes el inicio de la vista oral contra Francisco Camps y Ricardo Costa debido a la avanzada hora a la que ha concluido el proceso de constitución del jurado, que se ha prolongado desde las 10:00hasta las 22:00. Así lo ha decidido el magistrado presidente del tribunal, Juan Climent, después de que el Ministerio Fiscal y los abogados de la acusación y de la defensa hayan empleado toda la jornada en interrogar a los 19 candidatos del jurado para aceptar o descartar su participación.

La elección del tribunal popular, compuesto por once personas (nueve titulares y dos suplentes), ha durado unas diez horas, a las que hay que sumar un receso de otras dos horas que se ha concedido para que los ciudadanos escogidos pudieran comer. La larga duración final de este proceso, que en un juicio corriente no suele prolongarse más de tres horas, ha impedido que prestaran declaración los dos acusados, cuyo interrogatorio estaba previsto para este lunes, justo después de la exposición inicial de la Fiscalía y los letrados.

Los testigos que había previstos para la jornada de este martes, entre ellos los supuestos cabecillas de la trama Gürtel, deberían prestar declaración después. Camps y Costa están acusados de un delito continuado de cohecho pasivo por aceptar diferentes prendas de vestir supuestamente abonadas por la citada red. Durante todo este lunes, una treintena de ciudadanos se han concentrado frente al Palacio de Justicia para exigir una "sanción ejemplar" al ex presidente valenciano, mientras otra veintena esperaba desde primera hora de la mañana poder acceder a la vista pública, la mayoría de los cuales han dado muestras de apoyo a Camps.

El ex presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, llegó al Palacio de Justicia a las 09:20 de este lunes, 45 minutos antes de la constitución del juzgado. Diez minutos después, llegó el ex secretario del PPCV y actual diputado en las Cortes Valencianas, Ricardo Costa. Camps llegó en coche, acompañado de su abogado Javier Boix y al bajar a saludado a varios diputados y miembros del PPCV que le esperaban en la puerta junto a su mujer, Isabel Bas, que ha llegado unos minutos antes. El ex presidente afirmó estar muy tranquilo. Por su parte, Costa, se acercó al Palacio de Justicia andando junto a un abogado del despacho de Hermosilla que le representa y no quiso hacer declaraciones.

El ex presidente de la Generalitat valenciana se sentará en el banquillo en la sala de lo civil y penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana para ser juzgado por un delito de cohecho impropio pasivo, acusado de recibir trajes como regalo de la trama Gürtel. De este modo, lo que él mismo en una sesión de control en las Corts el 12 de marzo de 2009 calificó como un "ratito largo", llega a su fin con el juicio en el que un jurado popular determinará su culpabilidad o inocencia.

No obstante, para diversos cargos del PP valenciano, que han ocupado responsabilidades en la Administración valenciana, éste no es el final de las derivadas de la trama Gürtel en la Comunidad, ya que queda pendiente la causa que se sigue por supuesta financiación irregular del partido, por un delito electoral en las elecciones locales y autonómicas de 2007 y por falsedad mercantil en los comicios de 2008 y en la que en julio de este año el magistrado instructor en el TSJCV, José Ceres, pidió nuevas diligencias.

En la causa de los trajes, asumida por el tribunal valenciano en marzo de 2009, el instructor desvinculó la aceptación de las prendas de la contratación pública, pero procesó a los cuatro implicados por el artículo 426 del Código Penal, que establece como delito la mera recepción de regalos por parte de una autoridad.

Después de casi tres años de interminables diligencias, archivos, reaperturas y recursos (cerca de un centenar interpuestos por Camps), un tribunal popular juzgará al ex presidente de la Generalitat por recibir, al menos, doce trajes, cuatro americanas, cinco pares de zapatos y cuatro corbatas, prendas valoradas en 14.021 euros. El Ministerio Fiscal pide que se le condene a una pena de multa de 41.250 euros, la misma que solicita para Costa, que presuntamente aceptó cuatro trajes y seis pantalones. Ambos niegan esta conducta. Siempre han sostenido que los trajes y el resto de prendas adquiridas en diferentes establecimientos de Madrid las pagaron ellos. Su procesamiento, según han mantenido en numerosas ocasiones, forma parte de un montaje urdido por el Gobierno socialista que quedará al descubierto cuando sean absueltos.

Durante las dos semanas previstas para celebrar el juicio, el jurado escuchará a 90 testigos, entre ellos los líderes de la trama y el conocido sastre de una de las tiendas de ropa, José Tomás, quien ha acusado públicamente a los procesados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios