Garzón también prohíbe la marcha 'abertzale' del día 21 en Bilbao

  • El Gobierno vasco ya decidió vetar la manifestación pro etarra el jueves.

Comentarios 1

El juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, ha declarado ilegal la marcha convocada por la izquierda abertzale para el día 21 de agosto en Bilbao porque, indicó, se enmarca en "la estrategia de la izquierda abertzale y, por tanto, bajo la dirección" de la banda terrorista ETA. Dicha manifestación ya fue prohibida el pasado miércoles por el Departamento de Interior del Gobierno vasco.

En un auto que ha hecho público este viernes, el magistrado de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, anunció que ha prohibido la celebración de la manifestación que iba a tener lugar el próximo 21 de agosto en Bilbao ya que, señala, "el acto convocado por los promotores y por los que la apoyan públicamente obedece a una clara estrategia de la izquierda abertzale que, a día de hoy, integra a Batasuna, EKIN y todo el conglomerado MLNV, y por tanto bajo la dirección de ETA".

"Busca cumplir la estrategia de ETA"

Garzón argumenta que "esta estrategia se ha demostrado en San Sebastián con actos coordinados esta semana en otras ciudades del País vasco y ahora para la próxima semana en Bilbao, aprovechando los festejos, fiestas patronales y la aglomeración de personas" con el objetivo de lograr "el mayor impacto y la transmisión de los actos pretendidos" a pesar de que "se disfracen o disimulen bajo el manto de otras organizaciones". "Debe quedar claro", continuó el juez, que cualquier acto de este tipo "promocionado por ese entorno busca claramente cumplir la citada estrategia y conseguir el enaltecimiento de la banda terrorista".

El juez Central de Instrucción número 5 de la Audiencia ya ha comunicado a la Consejería de Interior del Ejecutivo autonómico que "la manifestación a celebrar es ilegal por lo que la suspensión de la misma debe mantenerse, así como cualquier otra que se produzca, sustitutiva de aquella con similar finalidad". En este sentido, Garzón solicita a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que "extremen el celo para evitar cualquier acto delictivo". La Ertzaintza y la Comisaría General de la Guardia Civil deberán adoptar las medidas precisas para que identifiquen a los convocantes de la marcha para que se abstengan de asistir a la celebración de la manifestación y para advertirles de la responsabilidad que conlleva incumplir las órdenes como responsables de la iniciativa y los daños que pueda ocasionar.

Ya fue prohibida por el Gobierno vasco

De este modo, se confirma por la vía penal lo que el Departamento de Interior del Gobierno de Patxi López ya había advertido por vía administrativa. El Ejecutivo vasco entendía que se pretende aprovechar el Día Grande de las fiestas de la capital vizcaína para "defender o reivindicar postulados de organizaciones ilegalizadas".

Esta prohibición parte de la solicitud de la asociación Dignidad y Justicia, que alegaba la "clara conexidad" entre la concentración y la prohibida por el magistrado de la Audiencia Nacional en San Sebastián. El colectivo de víctimas presidido por Daniel Portero señaló que "no se trata de una manifestación o una reunión democrática de ciudadanos, sino el ensalzamiento y enaltecimiento de ETA y sus postulados, de su entramado orgánico y sus responsables".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios