Garzón declara que no solicitó ningún patrocinio para sus cursos en Nueva York

  • El Supremo juzga al magistrado par aclarar si ha incurrido en un delito de prevaricación y cohecho.

Comentarios 5

El juez Baltasar Garzón ha asegurado en el Tribunal Supremo que no solicitó ningún patrocinio a empresas como el Banco de Santander, Cepsa o Endesa para los cursos que impartió en la Universidad de Nueva York entre 2005 y 2006. Así lo han informado fuentes de la acusación tras la declaración de Garzón ante el magistrado del Supremo Manuel Marchena, que instruye la causa abierta contra él a raíz de la querella interpuesta por los abogados José Luis Mazón y Antonio Panea, que le acusan de prevaricación y cohecho.

El juez, suspendido de sus funciones en la Audiencia Nacional en mayo de 2010, ha justificado ante Marchena los ingresos que recibió en el periodo investigado y ha señalado que sólo intervino en los convenios con los patrocinadores en los aspectos académicos, ya que no tuvo nada que ver con su gestión económica. Garzón, que ha declarado durante cinco horas ante Marchena, ha sido interrogado también por los datos del informe de la Guardia Civil, que el lunes ratificaron en el Supremo dos peritos del Instituto Armado, en el que se analizaron sus ingresos entre el 1 de marzo de 2005 y 30 de junio de 2006, sin que se detectara ningún pago de la Universidad de Nueva York ni del Centro Rey Juan Carlos I.

En una de las cuentas figuraba un apunte de 330.000 euros correspondiente a una fecha anterior al periodo investigado y que, según las mismas fuentes, Garzón ha justificado con "todo lujo de detalles", indicando incluso que más de 30.000 correspondían a un premio que le otorgó la Academia de las Artes de París. El juez de la Audiencia Nacional ha insistido en que nunca pidió patrocinios para las conferencias que impartió en Nueva York al Banco de Santander, Telefónica, Endesa o Cepsa, de quienes tampoco aparece ningún ingreso en sus cuentas en España.

No obstante, la abogada de la acusación popular Encarnación Martínez ha señalado tras la declaración que Garzón ha "negado la evidencia" y se ha empeñado en desvincularse de los aspectos económicos de los convenios con dichas empresas y en mantener que sólo intervino en los asuntos académicos, cuando hay documentos que demuestran lo contrario.

Ha sido la segunda declaración de Garzón ante Marchena en este procedimiento, después de la que tuvo lugar el 15 de abril de 2010, cuando el magistrado también aseguró que no percibió "ni un solo dólar, ni un centavo" del Banco de Santander, como sostienen los querellantes.

En la querella interpuesta contra Garzón, los abogados afirman que el juez recibió presuntamente del Banco Santander más de 302.000 dólares durante su estancia en la Universidad de Nueva York con el compromiso de no admitir a trámite posteriormente una querella contra directivos de esa entidad bancaria, entre ellos su presidente, Emilio Botín, en el proceso penal por las llamadas "cesiones de crédito". Por esta causa, ya declararon como testigos en el Supremo el propio Botín, al que Garzón agradeció el patrocinio de sus cursos en Nueva York en una carta que encabezaba con un "Querido Emilio", y el vicepresidente de esta entidad y ex vicepresidente de Cepsa, Alfredo Sáenz, entre otros.

La abogada Encarnación Martínez ha destacado también que Garzón ha llegado a negar aspectos que otros testigos y responsables de las empresas patrocinadoras han reconocido ante el magistrado instructor del Supremo.

Además de esta causa, Garzón tiene abiertas otras dos en el alto tribunal, una por ordenar la intervención de las comunicaciones entre los imputados del caso Gürtel y sus abogados en prisión, por la que será juzgado el próximo 17 de enero, y, la segunda, por declararse competente para investigar las desapariciones del franquismo. El juicio por esta última comenzará una semana después, el 24 de enero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios