El Gobierno quita hierro a las amenazas de Chávez de "congelar" las relaciones bilaterales

  • El Ejecutivo insiste en dar por "zanjado" el enfrentamiento entre el Rey y el líder venezolano

El Gobierno insiste en dar por "zanjado" el incidente de la XVII Cumbre Iberoamericana entre el Rey y el presidente venezolano, Hugo Chávez, pese a que las declaraciones de éste siguen ganando enteros. Durante una transmisión del canal estatal venezolano en la madrugada española, Chávez se refirió a España dentro de un discurso más amplio en el que abundaron las críticas lacerantes a Colombia, por la decisión de su presidente, Álvaro Uribe, de cancelar las labores de mediación que ejercía el presidente venezolano con las FARC. "Hasta que el Rey de España no se disculpe, congelo las relaciones con España", aseveró Chávez, antes de "meter en un congelador" también las relaciones con Colombia.

Ante esta amenaza, la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, consideró que las palabras del mandatario venezolano "no añaden nada nuevo" y no han supuesto "ningún tipo de alteración en las relaciones bilaterales".

Poco antes, el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, insistía, en una entrevista en Antena 3, en que Chávez había hablado de "congelar", no de "suspesión". "No ha dicho que vaya a haber una suspensión de relaciones ni pensamos que vaya a ser el caso", remarcó el número dos de Exteriores.

En todo caso, "por el momento no parece que las declaraciones de los últimos días vayan a afectar las relaciones con Venezuela", señaló León, que añadió que, pese a esas palabras de Chávez, "no estamos ante nuevas provocaciones ni tendría sentido ir a una escalada, creo que estamos en la estela de un incidente que ocurrió en su momento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios