España

El Gobierno acusa a Puigdemont de tratar de "instalar la tiranía"

  • Un Consejo de Ministros extraordinario recurrirá hoy la norma del 'Parlament' que avala una investidura a distancia

El Gobierno planteará hoy en un Consejo de Ministros extraordinario el recurso contra la Ley de Presidencia aprobada la semana pasada por el Parlament, para avalar la investidura a distancia de Puigdemont, que ve como el "último punto de la agonía" a la que someten los independentistas a las instituciones catalanas.

Así lo explicó ayer en el Senado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quien advirtió, en referencia al ex president Carles Puigdemont, que "cuando uno piensa solo en uno mismo lo que pretende no es gobernar una democracia, pretende volver a instalar la tiranía".

JxCat negocia con ERC un candidato alternativo para evitar la vuelta a las urnas

La número dos del Ejecutivo aseguró que "nadie es imprescindible en esta vida" y menos los que "se han saltado la ley y han llevado a Cataluña al peor momento social y económico de su historia".

Sáenz de Santamaría explicó que el recurso ante el Tribunal Constitucional es "muy fundado" y ya estaba preparado desde la presentación de la ley, pero se le han añadido las precisiones realizadas por el informe preceptivo del Consejo de Estado, que ha avalado la "integridad" del mismo.

El recurso recurrirá la normativa completa e incluye la petición de suspensión cuando se admita a trámite por el Tribunal Constitucional. "Pensamos que esa Ley de Presidencia es el último punto a la agonía a la que están sometiendo algunos a las instituciones en Cataluña", agregó la vicepresidenta.

El presidente el Gobierno, Mariano Rajoy, instó ayer por suparte a ERC a salir del "bucle absurdo" de anteponer los intereses personales "de un solo individuo", Puigdemont, a los de los catalanes.

JxCat espera a la suspensión de la ley de presidencia para activar la alternativa a Carles Puigdemont con un candidato, aún por decidir, que se sometería a una investidura el 14 de mayo y en la que podrá ser elegido en segunda vuelta porque el TC ha mantenido los votos delegados de Puigdemont y Antoni Comín. Ésta es la agenda que tiene sobre la mesa JxCat, que mantiene en las últimas horas contactos con ERC para el tramo final de la investidura y la formación del futuro Govern, en el que el grupo de Puigdemont quiere aplicar la "restitución" de los consellers cesados que quieran mientras que Esquerra da prioridad a gobernar de forma efectiva, según fuentes soberanistas consultadas por Efe.

JxCat también trasladó ayer a la CUP la hoja de ruta que decidió el pasado fin de semana en Berlín, aunque los antisistema, que solo ofrecen sus cuatro votos si es para investir a Puigdemont y mantienen la abstención ante cualquier otro candidato, ya no serán imprescindibles en segunda vuelta. No lo son porque el Constitucional no ha anulado, al menos de momento, el voto delegado de Puigdemont -ahora en Berlín- y del ex conseller de ERC Antoni Comín -huido a Bélgica-, lo que posibilita la investidura de un candidato alternativo en segunda votación con la abstención de la CUP.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios