El Gobierno catalán prepara un recorte del 10% del sueldo de los funcionarios

  • Los sindicatos dan la voz de alarma y recuerdan que este año también se ha reducido un 5% el salario de los empleados de la Administración · La Generalitat no aclara el número de interinos que serán despedidos.

Comentarios 43

Los sindicatos de la Función Pública reclamaron ayer a la Generalitat que retire de la mesa de negociación su propuesta de despedir interinos y que renuncie a la nueva rebaja salarial que plantea y que, según los cálculos de los representantes de los trabajadores, supondría hasta un 10 % de la masa salarial.

La negativa de la Generalitat de Cataluña a aceptar estos dos puntos y la casi nula aproximación de posturas entre las dos partes fue la nota más destacada de la cuarta reunión que mantuvieron ayer sindicatos y representantes del Departamento de Gobernación para negociar los nuevos recortes planteados por el Govern.

Al finalizar el encuentro, que se desarrolló durante dos horas y media en la sede de Gobernación, los portavoces de CCOO, IAC y UGT lamentaron la falta de voluntad negociadora de la Generalitat, que, a su juicio, pretende cargar todo el ahorro previsto sobre los sueldos de los más de 200.000 funcionarios, empleados públicos y contratados laborales de la Generalitat.

"Es inaceptable que quieran reducir el sueldo de los funcionarios en otro diez por ciento", afirmó la portavoz de CCOO, Josefina Pujol, tras recordar que en 2010 ya sufrieron una reducción media del sueldo de un 5 %.

Los sindicatos aseguran que el salario de los funcionarios se encuentra ya en los niveles de 1997.

En este capítulo, la Generalitat plantea ahora la reducción de las dos pagas extras de 2012 y la congelación por un año de los estadios que cobran los docentes, así como la suspensión de otros complementos. Según los sindicatos, la Administración cuantifica el recorte en 625 millones de euros, algo más de un 10% de la masa salarial.

Los representantes de los trabajadores lamentan que la Generalitat se volviera a presentar ayer en la reunión sin datos claros sobre el número de interinos de los que pretenden desprenderse.

"Esto es una pérdida de tiempo. Nos están tomando el pelo", señaló Lluís Blanco, portavoz de IAC, mientras que el representante de UGT, Xavier Casas, denunció que la Generalitat no quiere ni entrar a considerar las alternativas que han propuesto los sindicatos.

Las centrales plantean que se limite la externalización de servicios, con lo que creen se ahorrarían 300 millones de euros, y que se reduzcan las dietas (15 millones más) y el endurecimiento de las incompatibilidades de los altos cargos (20 millones).

Los sindicatos presentes en la Mesa General de la Función Pública (CCOO, IAC y UGT) pusieron también sobre la mesa la limitación del sueldo de los altos cargos hasta los 5.000 euros mensuales y las jubilaciones obligatorias con 65 años, así como promover prejubilaciones a partir de los 60 años.

UGT y CCOO calculan que entre 1.200 y 1.300 personas de más de 65 años trabajan en estos momentos en la Administración catalana.

Con políticas como éstas, los sindicatos aseguran que la Generalitat podría ahorrarse incluso más de los 860 millones de euros en que ha cifrado las medidas que plantea.

Hasta ahora, la Generalitat se ha limitado a señalar que espera ahorrar 860 millones de euros en 2012 con medidas como la reducción del número de interinos, la congelación de la convocatoria de nuevas plazas y el recorte de pluses o beneficios sociales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios