El Gobierno garantiza agua para Barcelona "sin ningún trasvase"

  • Camps vería "humillante" para Valencia que se autorizara el trasvase del Ebro para Cataluña

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró ayer que los gobiernos catalán y central siguen trabajando para garantizar el abastecimiento de agua a Barcelona y su área metropolitana, pero insistió en que lo harán "sin utilizar ningún tipo de trasvase".

Aunque De la Vega insistió en que la solución no se dará a conocer hasta que se alcance un acuerdo definitivo, apuntó que entre las opciones que se están barajando figura la de comprar derechos de uso de agua a los regantes, "como se ha hecho en otras comunidades". De la Vega respondía así en la rueda de prensa tras el primer Consejo de Ministros de la legislatura, al que siguió además una reunión en Moncloa para avanzar en una solución al déficit hídrico que padece Barcelona.

A la reunión acudieron la vicepresidenta, la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural, Elena Espinosa, el presidente de la Generalitat, José Montilla, y el consejero de Medio Ambiente catalán, Francesc Baltasar. La reunión de ayer, según la vicepresidenta, tendrá continuidad hoy en Barcelona, y apuntó que entonces "previsiblemente" la ministra y el consejero catalán comunicarán a la ciudad condal esa solución.

Por su parte, el presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, mostró ayer su disconformidad con el Gobierno tras haber rechazado el trasvase del Ebro hacia Levante pero haberse planteado en días precedentes llevar agua del mismo río hacia Barcelona. Por ello, acusó a Zapatero de humillar a la Valencia, Murcia y Almería -zonas que reclaman el trasvase del Ebro- y le advirtió de que tomará medidas para alcanzar la igualdad respecto del acceso al agua para todos.

Claro y contundente, Camps aseguró que no admitirá "la humillación que significaría que lo que no se permite para nosotros se permita para otros territorios de España".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios