El Gobierno salva los presupuestos en el Congreso

  • Al finalizar el pleno, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, agradeció el apoyo de los grupos parlamentarios que votaron a favor de los Presupuestos, que según dijo culminan una legislatura de "gran estabilidad" en la elaboración de las cuentas.

Comentarios 3

El Gobierno logró hoy salvar los Presupuestos Generales del Estado para 2008, los últimos de esta legislatura, al conseguir que el pleno del Congreso levantase, con seis votos más de los necesarios para lograr mayoría absoluta, el veto al proyecto de ley procedente del Senado.

Fueron 182 votos, del PSOE, PNV, IU-ICV, BNG, Nueva Canarias, Chunta Aragonesista y del ex diputado del PP Joaquín Calomarde, los que votaron a favor de estas cuentas, frente a los 165 diputados que apoyaron el veto procedente del Senado, los representantes del PP, CiU, ERC, Coalición Canaria, Eusko Alkartasuna y Nafarroa Bai.

Al finalizar el pleno, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, agradeció el apoyo de los grupos parlamentarios que votaron a favor de los Presupuestos, que según dijo culminan una legislatura de "gran estabilidad" en la elaboración de las cuentas.

Añadió que "la estabilidad y el acierto" en la política económica y presupuestaria ha permitido que en estos cuatro años haya habido un "gran crecimiento económico" y se hayan creado más de tres millones de empleos, además de subrayar la "gran salud" en las cuentas públicas, con superávit en todos los ejercicios.

Previamente, en el debate, el vicepresidente segundo, Pedro Solbes, reclamó los apoyos suficientes para que las cuentas salieran adelante porque, advirtió, de no ser así se "hurtaría" a los ciudadanos las mejoras que contienen.

Convergencia i Unió, promotora del veto que se aprobó en el Senado, insistió en defender su postura por  "coherencia", y por entender que estas cuentas "no son buenas para Cataluña" y "evitan" que esta comunidad se lleve 1.500 millones más que, según este partido, debería tener en inversiones.

Para el diputado de CiU Jordi Vilajoana, los presupuestos de 2008 deben devolverse -y prorrogarse los de este año- por "responsabilidad" y para defender "los intereses de Cataluña y del conjunto de España", y ha de ser el nuevo Gobierno que salga de las elecciones de marzo el que apruebe unas cuentas nuevas.

Esquerra Republicana de Catalunya mantuvo también su apoyo al veto porque, según su diputado Joan Puig, los presupuestos no contienen "suficientes" garantías de que se van a cumplir las inversiones que prevén para Cataluña.

Puig aseguro que ERC ha sido "coherente" en todo el proceso de discusión de las cuentas, y aunque admitió que éstas contienen mejoras respecto a las de años anteriores, criticó que no contemplen el "esfuerzo necesario" en gasto social.

IU-ICV optó por apoyar al Gobierno para levantar el veto, porque según su portavoz, Joan Herrera, aunque los presupuestos "no son buenos" ni en ingresos ni en prioridades de gasto, "nos gusta menos su prórroga, que supone "más renuncias de las que ya hay".

Herrera explicó que su grupo va a actuar con responsabilidad frente a otros "socios deseados y responsables" cuyas decisiones suponen "escenarios mucho peores que el mal presupuesto que nos han traído", en alusión a CiU.

El portavoz de Economía del PNV en el Congreso, Pedro Azpiazu, justificó la postura de este partido de votar a favor de levantar el veto "respeto" al acuerdo alcanzado con el Gobierno, y criticó el "juego diferenciado de mayorías en el Congreso y en el Senado" que, ha "confundido" a los ciudadanos en la tramitación de los presupuestos.

Los diputados del BNG, Nueva Canarias y Chunta Aragonesista apoyaron al Gobierno en esta votación, mientras que el resto de representantes del Grupo Mixto -Coalición Canaria, EA y Nafarroa Bai- expresaron su rechazo a las cuentas y apoyaron el veto que finalmente se rechazó.

Al haber producido un veto en el Senado y no poder introducirse allí enmiendas, los presupuestos que hoy ha aprobado el Congreso son los mismos que salieron de esta Cámara, por lo que no se ha podido corregir un desajuste contable de unos 200 millones.

Según fuentes del Ministerio ese desajuste no implica que falte dinero, sino que hay algunas partidas que no están "correctamente articuladas", como el Fondo de Inmigración, aunque todos los compromisos se cumplirán y el Gobierno irá ajustando a medida que ejecute el presupuesto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios