Granados se proclama inocente y contraataca con Venezuela

  • El ex consejero de Aguirre asegura desde la prisión por videoconferencia que no sabe nada de contratos "con atisbo de corrupción"

Comentarios 1

El ex consejero Francisco Granados, en prisión desde hace 19 meses acusado de delitos de corrupción en la trama Púnica, afirmó ayer ante la comisión de investigación de la Asamblea regional que no ha cometido "ninguna irregularidad en la Comunidad de Madrid".

Granados, que compareció por tercera vez ante la comisión por videoconferencia, señaló que, a excepción de la Fundación Arpegio, investigada en el caso Púnica, no ha oído hablar de ningún contrato en la región con "atisbo de corrupción".

El ex consejero permanece en la prisión de Estremera acusado de blanqueo de capitales, pertenencia a organización criminal, tráfico de influencias, cohecho, malversación, prevaricación y fraude, por la trama Púnica.

En esta ocasión, al igual que en la segunda, Granados fue citado para hablar sobre la Fundación Arpegio, mientras que en la primera lo fue para informar sobre el caso de presunto espionaje político a cargos del PP de Madrid en los años 2008 y 2009.

"No he cometido ninguna irregularidad en la Comunidad de Madrid", aseguró.

Al respecto, recalcó que en los años en los que formó parte del Gobierno regional de Esperanza Aguirre no ha "cometido, amparado ni conocido ningún hecho de corrupción" en la región.

"Si consideran que alguna de esas cuestiones son ilegales, ahí tienen los juzgados, ahí es donde tengo la obligación de hablar de estas cuestiones", sostuvo ante los diputados de la oposición, que le recordaron algunos contratos suscritos por la Fundación Arpegio de la Comunidad de Madrid, ya desaparecida y de la que fue presidente Granados.

El ex dirigente popular protagonizó un tenso enfrentamiento con el portavoz de Podemos, Ramón Espinar, que le calificó de "rey del golferío en la Comunidad de Madrid y el perejil de todas las salsas en la corrupción". "Golferío es la utilización de dinero manchado con la sangre, con el sufrimiento y con el hambre de millones de venezolanos en la fundación de un partido político", le respondió Granados. "Lo que es golferío -añadió- es no respetar las creencias religiosas de la gente, asaltar las capillas de la universidad y convertir las cabalgatas de reyes en payasadas".

También criticó al vicesecretario de Acción Sectorial del PP, Javier Maroto, por "meterse con compañeros de partido" que, como él, están "en problemas" e hizo un llamamiento a sus ex compañeros de partido para que confíen en su "inocencia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios