Iglesias apoya el envío de agua a Barcelona y se lo niega a Almería

  • El presidente de Aragón muestra su rechazo a las 'conducciones' para "regar o fomentar el turismo" y reitera su "oposición clara y contundente" a los trasvases

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, afirmó ayer que su postura respecto a la conducción de agua del Ebro al área metropolitana de Barcelona es coherente, ya que si bien "no se puede vivir sin beber agua" sí que se puede vivir "sin regar o fomentar el turismo", una apreciación que lleva implícito el rechazo al antiguo trasvase del Ebro a Valencia, Murcia y Almería.

Iglesias, durante su discurso con motivo del acto institucional del Día de Aragón, advirtió que "Aragón debe cumplir, en el actual debate sobre el abastecimiento de agua a Barcelona, el mandato del artículo 19 de su Estatuto y vigilar para que ni un litro más de los concedidos en el año 1981 se derive del Ebro o de su cuenca". Así, recordó que esta Comunidad Autónoma ha sido "determinante para que España adopte unas políticas del agua novedosas y modernas" y que las instituciones políticas y sociales "de España y Europa nos han dado la razón".

Y lo han hecho porque "han estado fundamentadas en razones científicas y jurídicas, técnicas y económicas. Y siempre hemos ofrecido alternativas para resolver los problemas".

El jefe del Ejecutivo aragonés continuó diciendo que "el Gobierno que presido mantiene de forma clara y contundente su oposición a los trasvases". Y agregó: "Quiero también recordar que los aragoneses hemos diferenciado siempre los trasvases de las necesidades de abastecimiento para agua de boca que han tenido algunas ciudades de las Comunidades Autónomas de la Cuenca del Ebro" y recordó los casos de Bilbao, Santander, Torrelavega, Tarragona o Reus.

Iglesias aseguró que "como presidente de todos los aragoneses", ni defenderá "posiciones incoherentes", ni consentirá que "la imagen de Aragón salga maltrecha". Agregó que más adelante, en la Expo 2008, se abrirá un debate con más de dos mil expertos. "Aprobaremos la Carta del Agua de Zaragoza, un documento que debe marcar las pautas para resolver los problemas que afectan a casi la mitad de los 6.500 millones de habitantes del planeta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios