Eta vuelve a matar La imagen de unidad de las fuerzas políticas se descompone en la calle

Insultos a dirigentes socialistas en concentraciones contra ETA

  • Unos tres centenares de personas descalifican a gritos al presidente del Gobierno durante los cinco de minutos de silencio en Madrid · La AVT se desmarca de la manifestación convocada hoy

Comentarios 0

El clima de unidad contra ETA derivado este fin de semana del asesinato del agente de la Guardia Civil, Raúl Centeno, empieza a evaporarse. Ayer aparecieron tres grandes nubarrones: la decisión de la AVT de no asistir a la concentración contra la organización terrorista de hoy en Madrid si no se revoca la resolución del Congreso que permite negociar con la banda, los gravísimos insultos contra el Gobierno y el PSOE registrados ayer durante la concentración convocada por la FEMP frente al Ayuntamiento de Madrid, y las exigencias del PP de que se inicie de forma inmediata la ilegalización de ANV y el PCTV.

Los ánimos están muy calientes y ni siquiera la repulsa unánime al último asesinato de ETA, escenificada en la declaración conjunta que suscribieron todos los partidos el pasado sábado, logra calmar los ánimos de algunos exaltados. Ellos fueron los que con sus insultos y abucheos empañaron en muchos casos los minutos de silencio que a las doce del mediodía se guardaron ayer en las capitales de toda España. Los incidentes más desagradables se vivieron en la concentración que tuvo lugar ante el Ayuntamiento de Madrid, en Cibeles. En ella estuvieron el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón; el vicealcalde, Manuel Cobo, los concejales del Consistorio y miembros del resto de formaciones políticas. Entre ellos se encontraba el secretario de Movimientos Sociales del PSOE y concejal, Pedro Zerolo, al que algunos de los asistentes tacharon de "traidor", "sinvergüenza" y al que insultaron por su condición sexual al grito de "Zerolo maricón".

Allí, en la plaza de Cibeles, alrededor de trescientas personas se concentraron portando banderas de España y coreando consignas contra la banda terrorista pero también contra la política antiterrorista del Gobierno y contra su presidente, José Luis Rodríguez Zapatero y el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. "Cómplices de ETA, fuera de ahí", "Zapatero haz las maletas y vete con la ETA", "Zapatero, dimisión" o "Rajoy, si apoyas a la Zeta, apoyas a la ETA", fueron algunos de los gritos proferidos.

La tensión también se dejó sentir en otras capitales. Fue el caso de Barcelona, donde algunos asistentes a la concentración lanzaron gritos contra el vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira, y contra Zapatero a los que tacharon de asesinos. En Zaragoza la concentración silenciosa fue interrumpida varias veces por un grupo de ciudadanos que increparon al alcalde, el socialista Juan Alberto Belloch, y profirieron gritos contra Zapatero y Rubalcaba por haber negociado con ETA. En Córdoba las víctimas se encararon con miembros de la plataforma Peones Negros, que reventaron la concentración con sus gritos e insultos contra el Gobierno.

El secretario del PP, Ángel Acebes, quiso dejar claro que su partido no comparte "los insultos hacia nadie" y confió en que hoy no se produzcan escenas de este tipo en el acto convocado por todos los grupos parlamentarios en la capital. Ni el presidente del Gobierno ni ningún miembro del Ejecutivo asistirán a la concentración en la Puerta de Alcalá.

La que tampoco estará es la AVT, que anunció ayer en un comunicado que salvo que el Congreso revoque la resolución parlamentaria de mayo de 2005 que "permite al Ejecutivo negociar con ETA", no asistirá. El colectivo mayoritario de víctimas también conmina al Gobierno a instar al fiscal general del Estado "a que ilegalice y disuelva a ANV y al PCTV".

más noticias de ESPAÑA Ir a la sección España »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios