El número dos de Lezo confesó el reparto ilícito de 5,5 millones

El ex presidente de Inassa y hombre fuerte de Ignacio González en Sudamérica, Edmundo Rodríguez Sobrino, confesó a Pablo González el pasado noviembre la operativa ilícita por la cual tanto él como el ex mandatario regional y otros socios se repartieron comisiones que ascienden a cerca de 5,5 millones de euros por la compra de la brasileña Emissao en 2013.

Según un informe de la Guardia Civil que obra en el sumario de la trama Lezo, el hermano del presunto cabecilla explicó ante el juez del caso, Manuel García Castellón, que mantuvo una conversación con Rodríguez Sobrino estando ambos en prisión en la que éste le reconoció que los investigadores encontraron parte de esas comisiones ilícitas en el apartamento que dispone en Barranquilla a nombre de su hija.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios