Libertad para el titular del móvil desde el que ETA avisó de la bomba en la Universidad de Navarra

  • Después de negar cualquier vinculación con el teléfono el mismo día del atentado a la Ertzaintza y a la Policía Nacional, admitió que se dedica a comprar teléfonos de tarjeta prepago para revenderlos

Comentarios 1

El titular del teléfono móvil con el que un comunicante anónimo llamó a los servicios de emergencia para avisar en nombre de ETA del último atentado de la banda fue finalmente puesto en libertad al no apreciar el juez ninguna vinculación del arrestado con la organización terrorista. El hombre, detenido en Bilbao el pasado viernes y que responde a las iniciales J.M.M.G., fue puesto en libertad después de desdecirse de su primera versión -que había perdido la documentación- y admitir que se dedicaba a comprar teléfonos de tarjeta prepago para luego revenderlos a mayor precio.

Después de negar cualquier vinculación con el teléfono el mismo día del atentado a la Ertzaintza y a la Policía Nacional, el titular del teléfono con el que ETA avisó de su bomba fue detenido el viernes y trasladado este fin de semana a Madrid en régimen de incomunicación. Allí llegó con una versión de los hechos: que efectivamente el teléfono estaba a su nombre pero él no lo había comprado, sino que lo habrían adquirido quienes le robaron la documentación varias semanas antes. 

Una sustracción que no denunció hasta meses después de que fuera realizada la combra, que se efectuó en un centro comercial de Bilbao en mayo con el DNI del arrestado. Pero tras ser interrogado en las dependencias de la Comisaria General de Información en Madrid, el detenido, que no tenía antecedentes penales, confesó su actividad ilícita y reconoció que era el cabecilla de una pequeña red de delincuentes que se dedicaban a comprar móviles con tarjeta prepago para revenderlos a mayor precio.

La llamada desde ese móvil en nombre de ETA se realizó el jueves pocos minutos antes de las diez de la mañana desde Guipúzcoa a la DYA de Álava y alertaba de forma inexacta sobre la colocación de un coche bomba que estallaría en una hora en el campus universitario. En ella, el comunicante anónimo no especificó que se trataba del campus de la Universidad de Navarra, en Pamplona, y por tanto los agentes desplegaron el dispositivo en el campus de Vitoria y al no encontrar el Peugeot blanco del que hablaba la llamada dieron el aviso por falso.

Daños millonarios

A la hora señalada, las once de la mañana, un potente coche bomba explotó en el aparcamiento ubicado en la parte trasera del Edificio Central de la Universiad de Navarra en Pamplona dejando 27 heridos leves y un numerosos daños materiales. Unos destrozos que pueden valorarse hasta en unos cuatro millones de euros, según los datos del Consorcio de Compensación de Seguros que también revelan que los tres 'atentados express' cometidos por la banda han sido de los más costosos desde el punto de vista económico. 

Se trata, por este orden, del cometido contra la casa cuartel de la Guardia Civil en Calahorra (La Rioja), con pérdidas de 4,75 millones de euros, del cometido el pasado jueves contra la Universidad de Navarra y del coche-bomba que ETA colocó junto al Club Marítimo de Getxo el 19 de mayo que dejó unas pérdidas valoradas en 3,75 millones de euros. En total, los catorce atentados cometidos por la organización terrorista ETA en lo que llevamos de 2008 han causado daños valorados en 16,5 millones de euros. 

Pero a pesar de los tremendos destrozos provocados por la banda terrorista, el trabajo contrarreloj durante todo el fin de semana de los operarios ha permitido que parte de la zona del Edificio Central afectada el pasado jueves por la explosión ya esté en funcionamiento. En concreto, esta mañana retomaron la normalidad las Oficinas Generales y mañana lo hará Administración y Tesorería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios