Miles de personas convocadas por el 25-S se manifiestan contra los Presupuestos

  • Los manifestantes protestan contra unas cuentas que consideran "los Presupuestos de la deuda".

Comentarios 9

Miles de personas, 3.000 según la Delegación del Gobierno de Madrid, han participado este sábado en la quinta movilización de la plataforma 25-S, que ha vuelto a las cercanías del Congreso para protestar contra los Presupuestos Generales del Estado y exigir otro proceso constituyente. En esta ocasión la protesta, que ha transcurrido sin incidentes y que no había sido comunicada a la delegación, ha tenido como protagonista una manifestación desde la plaza de España a la de Neptuno, escenario de las acciones del movimiento que convocó a los ciudadanos a concentrarse por primera vez en esta plaza el pasado 25 de septiembre.

Los congregados han recorrido, vigilados por un amplio dispositivo policial, las calles de Gran Vía, Alcalá y el Paseo del Prado bajo el lema "Proceso constituyente. No a los presupuestos de la deuda" mientras decenas de manifestantes han coreado lemas contra los recortes, el Gobierno, el PSOE y delegada del Gobierno madrileño, Cristina Cifuentes. Cerca de una veintena de furgones de Policía y efectivos a pie han escoltado a los manifestantes y han impedido que la protesta ocupara ambos sentidos por lo que la manifestación sólo ha discurrido por las aceras y los carriles de vías como la Gran Vía en sentido plaza del Callao. Además, a su paso por una sucursal de Bankia, algunos manifestantes han proferido gritos como "usureros", "asesinos", "Bankia, recuerda, tenemos una cuenta" o "esto no es una crisis, es una estafa".

Tras la marcha, en la plaza de Neptuno, los manifestantes han guardado un minuto de silencio sentados de espaldas al Congreso mientras agitaban los brazos para pedir la dimisión del Gobierno y un nuevo proceso constituyente. Los participantes, ya de pie y mirando a la carrera de San Jerónimo, han roto el minuto de silencio al grito de "dimisión" y "fuera, fuera". Esta acción ha sido el punto final de la jornada de protesta que los organizadores de la coordinadora 25-S han dado por concluida en torno a las 21:00, momento en que algunos congregados han abandonado la plaza mientras varios cientos de personas, como en anteriores convocatorias, han decidido quedarse.

En torno a 200 personas han organizado una asamblea junto a la fuente de Neptuno para analizar la situación económica y han propuesto desplazarse a continuación hasta la sede de Bankia, en la plaza de Celenque, para apoyar a los acampados en protesta por los desahucios. Otro grupo, que durante toda la marcha ha portado pancartas con la palabra NO y unas tijeras dibujadas en alusión a los recortes, ha plantado unas cuarenta de estas cartulinas en una de las zonas verdes en las cercanías de Neptuno.

Miguel, un jubilado de 71 años que ha venido desde Valladolid y que tiene dos hijos que están en paro, ha asegurado que ha decidido participar en esta protesta porque la política del Gobierno "es errónea y de lo más pésima", aunque no confía en que rectifique. "Es su política, tiene mayoría y la crisis es la disculpa. El PP jamás hará nada por los obreros, pero los socialistas son los que nos han traicionado", ha añadido este jubilado que ha denunciado que el autobús que le ha traído a Madrid ha sido parado por la Policía. Fuentes policiales habían advertido de que el despliegue policial incluiría registros y paradas a algunos autocares con manifestantes que podrían, como en el 25-S, provocar incidentes. El número de agentes desplegados en la capital, entre 1.300 y 1.500 ha sido similar al que ya se dispuso el 25 de septiembre que acabó con más de un treintena de detenidos y sesenta heridos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios