"Minuto a minuto" contra ETA

  • Zapatero anuncia más "medios y efectivos" para crear equipos antiterroristas permanentes con Francia · Silencio sobre la posibilidad de que los agentes españoles trabajen armados en el país vecino

Los equipos de investigación conjuntos hispanofranceses en la lucha contra ETA ya no serán grupos de trabajo constituidos puntualmente ante hechos criminales concretos, sino bloques permanentes que trabajarán tanto en España como en Francia, según el acuerdo al que llegaron el sábado los presidentes español, José Luis Rodríguez Zapatero, y francés, Nicolas Sarkozy.

Zapatero no aclaró las características que tendrán los nuevos equipos por "seguridad, discreción y prudencia". Tampoco confirmó si los agentes podrán llevar armas cuando trabajen en el país vecino -según el protocolo actual deben ir desarmados fuera de las fronteras nacionales-, pero garantizó que trabajarán "con las máximas garantías y seguridad".

"Las características operativas desde todos los puntos de vista deben permanecer en el ámbito de la discreción por respeto a la seguridad", señaló el presidente, quien especificó que los grupos de trabajo dependerán de la Secretaría de Estado de Seguridad que dirige Antonio Camacho.

En una rueda de prensa tras la clausura de la cumbre UE-África que ha alumbrado el pacto bilateral, el jefe del Ejecutivo español subrayó que con este nuevo instrumento se amplían "las capacidades, los medios y los efectivos" para la prevención de atentados y la lucha contra ETA "día a día, minuto a minuto". Ello debe suponer, según Zapatero, una "mayor eficacia y una mayor fortaleza" en la lucha contra la banda terrorista y también "un mayor esfuerzo" por parte de ambos países.

Zapatero pidió confianza en el trabajo de las fuerzas de seguridad y garantizó que el refuerzo de la cooperación hispanofrancesa es un "paso cualitativo importante que dará sus frutos".

El presidente del Gobierno aprovechó el encuentro con la prensa para reiterar su agradecimiento a Francia. "Tenemos algo más que gratitud por su actitud y colaboración", dijo. Y aseguró que Sarkozy le transmitió su "determinación de llevar hasta las últimas consecuencias" la cooperación con España "en la lucha contra ETA y en defensa de las libertades".

Sobre la investigación del último atentado ocurrido en la localidad del suroeste francés de Capbreton donde murieron dos guardia civiles y que ya ha dado como resultado la detención de dos de los presuntos etarras implicados, Zapatero insistió en que la "prioridad absoluta" de las fuerzas de seguridad tanto españolas como francesas es "la captura del tercer autor responsable del vil asesinato". "Les puedo asegurar que caerá y con él muchos más", pronosticó.

Sin embargo, no quiso concretar ni la identidad de esa tercera persona ni si fue el autor material de los disparos, y se limitó a afirmar que todo entra "en el terreno de las hipótesis" y que tienen que ser los tribunales quienes se pronuncien al respecto.

Sobre la ilegalización de ANV, fervientemente solicitada por el PP, Zapatero señaló que "el trabajo avanza" pero dijo que hay que ser conscientes de que junto a la labor de la Abogacía del Estado se desarrolla la investigación de la Audiencia Nacional. Debe ser el análisis de todos los datos el que determine si procede la ilegalización, expuso. "No hay plazos, el plazo es la aplicación de la ley y la decisión dependerá de lo que los hechos concluyan".

El presidente francés corroboró el sábado su compromiso con España al asegurar que había que reforzar aún más las medidas de investigación comunes porque aunque ETA es "un problema español, ante el terrorismo las democracias deben estar unidas". Sarkozy subrayó que "los enemigos de la democracia española lo son también de Francia", que se trata de actos "inaceptables" y que las fuerzas de seguridad galas "han buscado y buscan" a los asesinos de los dos guardias civiles contra los que dispararon los etarras "como si fueran franceses".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios