Moratinos visita en Haití a los policías y guardias civiles españoles que participan en la misión de la ONU

  • Acordará con las autoridades del país a qué proyectos se destinarán los 16 millones de euros que España donará en 2008 como ayuda al desarrollo.

Comentarios 6

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, visitará hoy en Haití a la mayoría de los 48 policías y guardias civiles que participan en la misión de la ONU en el país caribeño, MINUSTAH, y a los que Naciones Unidas condecorará por el trabajo realizado en los últimos seis meses, informaron fuentes diplomáticas.

  El representante personal del secretario general de la ONU en Haití, el tunecino Hedi Annabi, será el encargado de imponer, en presencia de Moratinos, la medalla de la ONU a 33 de ellos (los que han cumplido los seis meses de servicio) en la base de la Minustah en Puerto Príncipe. Los 30 guardias civiles y 18 policías españoles que participan en MINUSTAH se encargan del mantenimiento del orden en la zona y de la formación de unidades de seguridad haitianas.

  Antes de este acto, previsto para las 15.00 horas (22.00 en la España peninsular), Moratinos se reunirá con las principales autoridades del país, entre ellas el presidente René Préval, el primer ministro en funciones, Jacques Edouard Alexis (destituido hace unas semanas por las protestas violentas generadas por la subida del precio de los alimentos), el ministro de Exteriores en funciones, Jean Renald Clérisme y el titular de Planificación y Cooperación Exterior, Jean Max Bellerive.

  Con ellas debatirá a qué proyectos se destinarán los al menos 16 millones de euros que España donará este año a Haití, el país más pobre de América, inmerso en una grave crisis alimentaria fruto del aumento del precio de los cereales, del uso de estos para la producción de biocombustibles y de la situación de desaceleración económica mundial.

  El director general de la Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), Juan Pablo de la Iglesia, explicó que el Gobierno español quiere discutir con el haitiano si parte de esa ayuda se destina a la compra de alimentos o se centra más en pagar los salarios derivados de un aumento de la mano de obra para producir más alimentos.

  En líneas generales, el ministro busca con este desplazamiento a Haití "subrayar y visualizar el compromiso de España" con el desarrollo del país. El Gobierno español piensa destinar, de aquí a 2012, unos 16 millones de euros anuales en concepto de Ayuda Oficial al Desarrollo no reembolsable. 

  Entre 2003 y 2008, España ha multiplicado por 30 su cooperación con Haití, con lo que ya se sitúa entre sus primeros diez donantes. Por petición expresa de las autoridades haitianas, esta ayuda se dirige a la zona sudeste del país, particularmente deprimida, y se destina también a proyectos para mejorar las instituciones del país, la educación, la salud y a fomentar políticas de igualdad de género, entre otros.

  El compromiso de España con Haití tiene también que ver con la amenaza que supone para la desestabilización regional y, en concreto, para la vecina República Dominicana, donde España tiene importantes intereses. Además, el Ejecutivo español viene trabajando en los últimos años en aumentar su presencia en Haití y en el Caribe anglófono, con la idea de extender a esta zona el concepto de región iberoaméricana. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios