Moratinos ironiza con que ser ministro será pronto "difícil"

  • El ministro de Exteriores bromea sobre la paridad ante la presidenta argentina

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, participó ayer en Buenos Aires en el seminario Mujer y Alianza de Civilizaciones: oportunidades y desafíos, un foro al que también asistió la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y en el que el jefe de la diplomacia defendió el papel transformador de la sociedad que ejercen las mujeres. "Las civilizaciones no existirían sin su participación", manifestó Moratinos, quien incidió en que "el siglo XXI es, sin duda, el siglo de la mujer".

No obstante, y aunque resaltó que la igualdad de género es un eje transversal de la política de José Luis Rodríguez Zapatero, comentó, en tono irónico, que los hombres también deben empezar a defender su paridad porque, de lo contrario, "dentro de algunos años será difícil optar a ser ministro" en el Gobierno español, en alusión al hecho de que el Ejecutivo cuente por primera vez con más mujeres que hombres.

El titular de Exteriores mantuvo que la Alianza de Civilizaciones, un proyecto impulsado por España y Turquía en 2005, es una de las iniciativas "más esenciales de nuestra agenda" en el extranjero, una medida que la presidenta argentina alabó porque, a su juicio, "pretende ayudar a que nos desprendamos de ideas preconcebidas o enlatadas". A su entender, esos estereotipos son muy comunes en Occidente al pensar que "nuestras teorías y nuestros pensamientos deben ser aceptados como una norma obligada de convivencia entre los pueblos" sin entender, anotó, "que no todo el mundo reza o vive igual".

La presidenta, que estuvo especialmente cariñosa con los miembros del Gabinete español -"mi amigo Zapatero", "mi queridísima amiga vicepresidenta De la Vega" o Trini -por Trinidad Jiménez-, qué alegría verte" fueron algunos de sus guiños-, señaló que esa discriminación que afecta a algunos pueblos y sociedades arrecia más fuerte cuando se trata de la mujer. "Esa discriminación anida en la condición humana", dijo la ex primera dama, quien aseguró que esa situación "también nos afecta a las mujeres que ocupamos puestos de poder". En este sentido, no dudó en aludir a la tan comentada imagen de la presidenta alemana, Ángela Merkel, en la que aparecía con un pronunciado escote, y no se resistió a decir que eso es como si la calvicie de un hombre fuera motivo de burla. La también ex primera dama del país austral sentenció que "no es un problema de feminismo o de machismo, sino de mediocridad y poca inteligencia" por parte de quienes mantienen estas posturas hacia la mujer.

En el seminario, además de Moratinos y Fernández de Kirchner participaron el ministro de Exteriores argentino, Jorge Taiana, el Alto Representante de Naciones Unidas para la Alianza de Civilizaciones, Jorge Sampaio, o el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, entre otros. Durante su discurso, Moratinos destacó la labor del Gobierno argentino en pro de la tolerancia entre judíos y musulmanes que conviven en este país y avanzó que pretende que las dos comunidades mantengan un encuentro de debate y análisis que se celebraría en el año 2010 en Córdoba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios