Múgica pide unidad frente a ETA para lograr la "victoria definitiva de la libertad"

  • José María Múgica, hijo del abogado socialista Fernando Múgica, asesinado por ETA hace doce años, ha pedido hoy unidad en "el combate por la derrota del terrorismo", ya que "la división empobrece la democracia" y hace imposible lograr "la victoria definitiva de la libertad sobre los criminales".

"Hay que dar la patada definitiva a la banda" y para ello es fundamental la unidad de todos los demócratas, "piensen como piensen, sean de derechas o izquierdas", ha dicho José María Múgica ante un centenar de dirigentes y militantes del PSE/EE congregados en el cementerio de San Sebastián para rendir homenaje a su padre, con motivo del duodécimo aniversario de su muerte.

Además de José María, han asistido al acto los otros dos hijos del fallecido, Rubén y Fernando, su viuda, Mapi Heras, y su hermano, el defensor del Pueblo y ex ministro, Enrique Múgica.

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Paulino Luesma, y la presidenta de las Juntas Generales de Guipúzcoa, Rafaela Romero, han sido algunas de las autoridades que ha reunido el aniversario, al que han acudido también el secretario general del PSE/EE, Patxi López, y los máximos responsables del partido en los tres territorios vascos, Miguel Buen, José Antonio Pastor y Txarli Prieto, entre otros.

Una ofrenda floral y un "kaddish", rezo en recuerdo de los muertos pronunciado por el presidente en España del Fondo Nacional Judío, Laurence Franks, ante la sepultura de Fernando Múgica han precedido las palabras dirigidas por su hijo a los congregados.

José María Múgica ha señalado que en el tiempo transcurrido desde que el 6 de febrero de 1996 ETA asesinó a tiros a su padre en una céntrica calle de San Sebastián deben aprenderse "enseñanzas fundamentales".

"En el combate contra el terrorismo sólo hay un camino: el de la victoria de la democracia y la derrota de la banda. No hay otro", ha recalcado Múgica, quien ha subrayado que para avanzar en él "tenemos que estar absolutamente unidos, porque la división nos derrota a nosotros mismos, nos hace peores y no conduce a ningún lado".

En este sentido ha abogado por "ver a toda la sociedad vasca y española fortalecida, reconfortada, unida y cohesionada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios