'Caso Gürtel'

Un jefe de Orange Market niega haber hecho regalos a Camps, pero dice que no comprobaba sus facturas

  • Cándido Herrero acepta declarar en el juicio contra el ex presidente valenciano pero se niega a responder las cuestiones que pudiesen comprometerlo.

Comentarios 4

El jefe de producción de Orange Market desde 2006, Cándido Herrero, ha asegurado este miércoles que no le consta que se hiciese regalo alguno a Francisco Camps y a Ricardo Costa, pero ha insistido en que él no comprobaba el contenido de las facturas, que las pagaba por orden de Pablo Crespo o Alvaro Pérez. 

Este testigo, imputado como otros en una causa matriz, ha aceptado declarar en el "juicio de los trajes" contra el ex president de la Generalitat y el ex secretario general del PPCV pero se ha negado a responder algunas cuestiones que pudiesen comprometerle

Así, ha afirmado no recordar una conversación telefónica emitida a petición de la Fiscalía entre él y Pablo Crespo en el que éste le decía: "Oye Cándido, llama a Tomás (responsable de las tiendas de Forever Young y Milano) y dale el concepto para unas facturas, que son las cosas de Paco y mías". 

Este testigo desconoce si Francisco Correa era propietario en parte de su empresa y el motivo por el que había un administrador de Orange Market en Madrid, cuando la sede social estaba en Valencia. 

La fiscal le ha preguntado por un pago de 36.000 euros realizado desde una cuenta de Orange Market en la que sólo él estaba autorizado y con el que, supuestamente, se liquidaron algunas prendas regaladas a los imputados, a lo que Herrero ha respondido que no sabe qué se pagó y que no tenía por qué preguntar nada

Ha negado que Pérez comprase cuatro corbatas con la intención de regalarlas a Camps porque las eligió "a su gusto" y cree poder asegurar que no las regaló. 

El testigo se ha negado a responder a la pregunta de si sabía si había dinero en efectivo en la empresa que manejase en exclusiva Alvaro Pérez. 

La fiscal le ha mostrado una hoja de cálculo en la que figuran anotados nombres de altos cargos del Consell y supuestos regalos que se les hicieron, un documento que el testigo ha reconocido como una "plantilla" que se usaba con frecuencia en su empresa. 

A preguntas de la defensa de Camps, Herrero ha asegurado que su relación con la tienda madrileña Forever Young era sólo personal, que se "hizo alguna cosa allí" y que pagó en efectivo, pero más tarde, a preguntas de la fiscal, ha explicado que pagó 1.300 euros en efectivo a Tomás cuando éste le acompañó al coche. 

"¿Es su comportamiento habitual?", ha preguntado la fiscal, a lo que el testigo ha respondido que vio un "trato distinto" con el que supuso era el dueño, y que llevaba dinero en efectivo porque tenía pensado realizar esa compra. 

También ha afirmado que nunca recibió instrucción alguna para pagar desde Orange Market prendas que pudiese haber adquirido Camps pero que no preguntaba por el contenido de las facturas, que las pagaba si más, pese a que sabía que había conceptos cargados en las mismas que no correspondían a compras en Forever Young.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios