Otegi asegura que trabajará "hasta el final" tras reunirse con Powell

  • El independentista afea a España su posición en la resolución del conflicto con Euskadi, que califica de "absolutamente indefendible". El ex jefe de gabinete de Toni Blair respeta la labor de Otegi "para llevar la paz al País Vasco".

Comentarios 1

El líder independentista vasco Arnaldo Otegi dijo este lunes que trabajará "hasta el final" y "hasta las últimas consecuencias" para resolver "el conflicto" en Euskadi, tras reunirse en Londres con su colaborador Jonathan Powell. 

Otegi, excarcelado el 1 de marzo tras seis años y medio en prisión por pertenencia a organización terrorista, se vio con Powell, antiguo jefe de gabinete del ex primer ministro laborista británico Tony Blair y que estuvo en la autodenominada Conferencia de Paz de San Sebastián en 2011. 

El político vasco agradeció a su interlocutor, quien fue clave en el proceso de paz de Irlanda del Norte, "el esfuerzo que está haciendo para resolver en términos democráticos el conflicto en 'Euskal Herria". 

"Hemos coincidido en un diagnóstico que la comunidad internacional comparte, que es que es absolutamente indefendible la posición que está manteniendo el Estado español respecto a la resolución del conflicto (vasco)", declaró Otegi, en una comparecencia de ambos ante la prensa en la que no admitieron preguntas. 

Otegi y Powell se comprometieron a seguir trabajando. "Lo que podemos decir es que vamos a trabajar hasta llegar al final y vamos a llevar el proceso hasta sus últimas consecuencias, por encima de todas las dificultades que tengamos que encarar", incidió el líder de EH Bildu. 

Powell expresó por su parte su respeto "por la contribución que (Otegi) ha hecho para llevar la paz al País Vasco", y recordó que ETA "ha mantenido su promesa de dejar la violencia". "Todavía tenemos las consecuencias del conflicto y estas no se han resuelto", reconoció. 

"Creo que es posible, en el nuevo contexto político en España, llegar a una solución -incluso con esas consecuencias-, y dejar atrás en la historia este conflicto de una vez por todas", manifestó. 

Según Powell, existen "muchas otras cosas de las que preocuparse en Europa como para regresar a conflictos del pasado", e insistió: "Tenemos una oportunidad ante nosotros". 

Por la tarde, Otegi intervino ante la Comisión mixta sobre conflictos de la Cámara de los Comunes, donde expuso su proyecto de una "república independiente vasca", para el que, admitió, necesita "dos anclajes": "el apoyo del pueblo vasco y el de la comunidad internacional". 

Otegi visitó Londres como parte de una gira europea que le llevó este fin de semana a Irlanda, donde participó en el congreso anual del Sinn Féin -antiguo brazo político del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA)-, y con la que mañana recalará en Bruselas. 

Durante su estancia en Bruselas, Otegi se reunirá el martes con los miembros del grupo parlamentario Alianza Libre Europea (ALE) y el miércoles pronunciará un discurso en la reunión del grupo parlamentario de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica (GUE/NGL), grupo al que pertenecen EH Bildu, IU y Podemos. 

La eurodiputada del PP Teresa Jiménez-Becerril y la portavoz de UPyD en el Parlamento Europeo (PE), Maite Pagazaurtundúa, han pedido en una carta al presidente de esta institución, Martin Schulz, que expulse a Otegi de la misma si éste hace apología del terrorismo. 

Por otro lado, en un acto celebrado este domingo en Córdoba, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, criticó la presencia de Otegi en Bruselas y manifestó que lo único que quiere oír del dirigente abertzale es que "diga que condena el terrorismo de ETA y pida perdón a las víctimas del terrorismo". 

"Lo demás no nos interesa", dijo Rajoy, quien rechazó "de forma categórica" que se le brinde a Otegi una tribuna para "manifestar y defender las posiciones que tanto y tanto daño hicieron a tantas y tantas personas a lo largo de muchos años en nuestro país".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios