El PNV se replantea su apoyo a ANV ante las amenazas de los socialistas

  • Urkullu está dispuesto ahora a impulsar mociones de censura contra los 'abertzales' si no condenan a ETA · Alonso había advertido que la decisión de los nacionalistas en Mondragón traería consecuencias

Comentarios 1

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, reclamó ayer a los cargos de ANV que condenen la violencia etarra y anunció que, de no hacerlo, su partido impulsará mociones de censura contra los electos de la formación aberztale.

"Si esta respuesta no se produce en el más breve plazo de tiempo posible, PNV presentará mociones en todas aquellas instituciones y ayuntamientos en los que haya representantes de ANV, solicitando su dimisión por no alcanzar el mínimo ético y moral exigible a un representante democrático", señaló Urkullu. Según precisó el líder del PNV, si esto "no funciona", su partido estará dispuesto "al encuentro" con el resto de formaciones para impulsar las iniciativas institucionales necesarias, entre las que citó las mociones de censura, para garantizar que las instituciones vascas "estén regidas por personas con un inequívoco compromiso ético y democrático".

La marcha atrás del PNV se produjo horas después de que el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, asegurara ayer que la "lamentable" actitud mostrada por el PNV al rechazar la moción de censura en Mondragón "debe tener consecuencias serias". El PNV es uno de los partidos con los que el PSOE planeaba contactos de cara a un posible apoyo en la investidura del presidente Zapatero, y para eventuales pactos de legislatura.

De hecho, Alonso afirmó que el PSOE va a "meditar seriamente" su posición después del rechazo del PNV a la moción de censura, que tuvo lugar mientras se confirmaba en el Congreso que los socialistas cedían un puesto en la Mesa de la Cámara.

Urkullu confirmó ayer que la Ejecutiva jeltzale apoyó el rechazo de la moción de censura a la alcaldesa de Mondragón, Inocencia Galparsoro (ANV), y admitió que la iniciativa "se ha gestionado mal", también por su parte. Además, anunció que su partido pedirá la dimisión de miembros de ANV si no rechazan el comunicado de ETA del pasado lunes, en el que la organización terrorista prohibió a la formación abertzale las alianzas con partidos no nacionalistas y redobló sus amenazas a los militantes socialistas.

El secretario general del PSE de Guipúzcoa, Miguel Buen, advirtió ayer que la actitud del PNV en Mondragón "ha quebrado la confianza" entre ambos partidos y denunció la "desvergüenza" de la portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, al acusar a los socialistas de permitir la presencia de ANV en las urnas obviando la separación de poderes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios