El PP cree que Zapatero intenta "salir del charco" con su "regalito"

  • Pizarro considera una "boutade" devolver lo que recauda la maquinaria administrativa · Expertos fiscales advierten que no todos los asalariados y pensionistas se beneficiarán de la promesa del PSOE

Comentarios 9

El último anuncio electoral del presidente del Gobierno, la devolución de 400 euros a trabajadores y pensionistas que declaran a Hacienda, fue ayer descalificado por el Partido Popular. Una "ocurrencia" y un "manotazo para salir del charco económico". Es lo que le parece al primer partido de la oposición la última puja socialista de cara a las elecciones del próximo 9 de marzo. Una improvisación que, según el secretario general del PP, Ángel Acebes, contrasta con el fiscal "concreto, claro, coherente y sensato" que ofrece su partido.

"La jugarreta consiste en que te cobra 400 euros y luego te los devuelve como si fueran suyos, eso sí, si le votas", ironizó. El número dos del PP contrapuso la "absoluta falta de ideas del PSOE" con el modelo económico y fiscal presentado por Mariano Rajoy.

El fichaje estrella del PP en asuntos económicos, el ex presidente de Endesa Manuel Pizarro, aseguró que los 400 euros son "un regalito" de Zapatero a los ciudadanos. Según el número dos del PP por Madrid, es preferible que ese dinero "no se quite previamente" del bolsillo de los españoles, tras lo que señaló como mucho más efectiva la medida del PP de que las rentas inferiores a 16.000 euros no paguen IRPF. Además, Pizarro señaló que la política fiscal debe ser "clara, predecible y fiable", por lo que "poner una maquinaria administrativa a recaudar para luego devolver es una boutade [en sentido figurado, ocurrencia]". "Nos estamos vanagloriando de que hay superávit, pero hay que aprovecharlo para que la gente pague menos impuestos. Así de clarito y así de sencillo", apostilló Pizarro.

Asesores fiscales también cuestionaron ayer la propuesta del PSOE de introducir una deducción en la cuota del IRPF de 400 euros, dado que ven importantes "lagunas" a la hora de ponerla en práctica y dudan de que pueda ser universal y beneficiar a todos los asalariados y pensionistas por la propia aplicación del impuesto.

Expertos fiscalistas consultados por Europa Press explicaron que, al tratarse de una deducción en la cuota -Hacienda descuenta una cantidad de lo que el contribuyente previamente le ha ingresado vía retenciones-, habrá asalariados y pensionistas con muy bajas rentas o que no hayan trabajado un año completo, cuya cuota sea inferior a los citados 400 euros y, por tanto, no se les pueda devolver esta cantidad al no tener cuota suficiente.

Además, los asesores fiscales tampoco ven muy claro cómo se articulará la devolución de esta deducción y sólo ven posible adelantarla y aplicarla como un pago único o mediante la rebaja de las retenciones mes a mes, dado que hay contribuyentes que no están obligados a presentar declaración de la renta (aquellos que cobran menos de 22.000 euros anuales). Luis del Amo, del Registro de Economistas de Asesores Fiscales, apuntó que esta deducción no puede articularse de la misma manera que la paga de 100 euros para las madres trabajadoras ni como el cheque-bebé, ya que en estos casos se trata de medidas universales, mientras que la deducción anunciada sólo podrán percibirla quienes tengan una cuota igual o superior a esta cantidad.

El PP ha distribuido un argumentario entre sus cargos en el que asegura que el cheque de 400 euros que ha prometido el Gobierno es "un regalo de campaña con cargo a los Presupuestos Generales". Es más, cree que evidencia que Zapatero "ya sólo se dedica a meter la mano en la chistera a ver si sale algún conejo". En dicho argumentario, al que ha tenido acceso Europa Press, el PP dice que la idea de Zapatero es "un ejemplo de caciquismo, sacada de la España rural del siglo XIX".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios